Mato reduce un 15% las ayudas a las familias de los dependientes

Ana Mato, ministra de Servicios Sociales e Igualdad, ha expuesto las reformas de la propuesta de la ley de dependencia. Entre las medidas destaca la pérdida del 15% de prestaciones recibidas, el nuevo reparto de fondos, la simplificación de los grados de dependencia o el nuevo copago.

La ministra de Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, ha explicado durante el Consejo Territorial de Dependencia de este martes, las reformas de la propuesta de la ley de dependencia a las comunidades autónomas. Entre dichas medidas, está la reducción de un 15% a las familias de los dependientes, el cese de la cotización a la seguridad social de los no profesionales que se incorporen, la disminución a tres del número de grados o la prioridad de incorporación de los grandes dependientes y severos, cosa que aplaza al año 2015 a los moderados.

En palabras de la ministra: «la figura de los cuidadores oficiales era una excepción prevista en la ley que, sin embargo, se ha acabado convirtiendo en la norma general. Por ello, vamos a revisar la prestación económica a los cuidadores familiares, que se reduce en un 15%, y vamos a establecer unos criterios mínimos para su reconocimiento». Se trata de unos cambios que favorecerán las circunstancias de aquellas personas que necesitan una atención especial, la reciban fuera de sus viviendas y potencien así los servicios sociales de las comunidades autónomas.

Aunque se pierde ese 15% que hemos comentado, Mato indica el sistema de Seguridad Social del paciente se revisará en profundidad para  atender a sus especificidades. Por otro lado, en la distribución del ‘nivel mínimo’ de financiación, ahora se valorará el número de dependientes que se atienden en los servicios de dependencia y no por cuidadores oficiales.

Se simplificarán los grados de dependencia y es que, el reconocimiento de las personas que entren al sistema pasará de los seis niveles actuales a tres grados: Gran Dependencia, Dependencia Severa y Dependencia Moderada. Una medida que se realiza para agilizar los trámites y descargar burocracia. El primer y segundo grado de dependencia tienen prioridad para entrar al sistema pero los moderados se tendrán que esperar hasta 2015.

La reforma implica un copago de todas las personas al servicio prestado. Y sí, también nos estamos refiriendo a los discapacitados, que en el presente no tenían que pagar. No obstante, se establecerán unos criterios en función del poder adquisitivo de cada persona. Unos mecanismos que cuentan la renta o el patrimonio.

Fuente / ABC

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...