Marks & Spencer culpa al Brexit del cierre de tiendas

Los problemas que tienen los locales de Francia para recibir a tiempo la comida e ingredientes británicos les lleva al cierre.

La cadena de tiendas Marks & Spencer ha anunciado el cierre de 11 tiendas en Francia. Y, sin sorprender a rivales que se encuentran en la misma situación, ha afirmado que el motivo de ello se encuentra en los problemas que tienen en la cadena de suministro producidos por el Brexit.

Los responsables de la cadena han mencionado que, después de producirse el Brexit, se han tenido que adaptar a la situación con la incorporación de nuevos métodos de trabajo. Estos son más complejos y lentos, lo que está haciendo que sea complicado conseguir, por ejemplo, productos frescos que se venden en sus tiendas y que llegan desde Reino Unido. Es el caso de ensaladas o de sándwiches.

Las tiendas que cierran no están precisamente en lugares poco transitados, sino que están en el centro de París. Son comercios que están dedicados a la comida por mucho que la empresa sea conocida especialmente por sus tiendas de ropa.

El camino de Marks & Spencer ha sido complicado en Francia. Abrieron sus comercios en 2011 después de haber pasado una década ausentes del mercado francés porque anteriormente su trayectoria no fue de gran éxito. Principalmente las tiendas que cierran, al menos por ahora, son aquellas que estaban en sitios céntricos. Las que van a permanecer son los puntos de Marks & Spencer que se encuentran en estaciones de tren y aeropuertos. También seguirán abiertas las tiendas de ropa, pero las de comida tienen ante sí un gran problema que no pueden eliminar ni superar debido al Brexit.

No es la primera vez en la que se registra un incidente como este. Los empresarios y comerciantes han manifestado los muchos problemas que les está dando tener que superar las barreras con las que se encuentran debido a las nuevas normas que se han impuesto en la relación de Reino Unido con otros países, incluso con los de la Comunidad Europea.

Los negocios dedicados a la gastronomía son los que más están viéndose afectados y aquellos que están encontrándose con impedimentos para poder mantener su forma de trabajar. Muchos negocios han optado por cambiar de proveedores, dejar de utilizar ingredientes británicos y hacer los cambios necesarios para poder mantener sus negocios incluso sin los productos de origen inglés. Pero esto, en algunos casos, está implicando cambios demasiado radicales como para mantener la esencia de los menús, lo que tampoco está favoreciendo a los negocios. Mientras tanto, los empresarios británicos esperan que haya cambios en el futuro y que todo vuelva, en cierto modo, a la normalidad.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...