Mailbox se pasa ahora a equipos de sobremesa

El servicio Mailbox se traslada de dispositivos móviles iOS y Android a ordenadores de sobremesa para expandir sus redes.

Mailbox para ordenador

Era cuestión de tiempo que el servicio de correo electrónico Mailbox, que ha obtenido una gran fama en dispositivos móviles, también apareciera en una versión de sobremesa. Normalmente estamos acostumbrados a encontrarnos con una situación inversa, dado que este tipo de programas aparecen primero en ordenadores y después acaban llegando, por petición popular, a smartphones y tablets.

Pero con Mailbox, como indicamos, el camino ha sido distinto. Primero triunfó en dispositivos iOS y Android y ahora está disponible en una versión de sobremesa. Como era de imaginar siguiendo la tendencia, la herramienta se ha adaptado con precisión para que sea útil en su totalidad por parte de los usuarios de ordenadores PC. Así, los controles están adaptados y además se mantienen las principales características de la herramienta, como el sistema de aprendizaje inteligente que garantiza que aprende de los movimientos y acciones de los usuarios.

Por otro lado, se incorpora sincronización completa con las cuentas personales de Dropbox a fin de crear un entorno de uso mucho más personalizado y sincronizado. Es todo lo que podríamos esperar de la app teniendo en cuenta las exigencias que se les suelen sacar a este tipo de programas, especialmente en un sector tan competitivo como el de los programas de correo.

Los usuarios se pueden beneficiar de un sistema de borradores muy bien hilado que garantiza tener absoluto control sobre los textos que se están escribiendo. Esto siempre ha sido algo muy solicitado por parte de los usuarios, así que su incorporación en el programa era algo lógico y, en cierto modo, previsible, aunque no menos positivo por ello. Para que podamos tener más tranquilidad, el sistema realiza un almacenamiento que se produce cada muy pocos segundos y que resulta, a la larga, muy eficiente y seguro.

Esta versión de Mailbox se puede utilizar, de momento, en versión beta. El acceso está limitado y lo pueden disfrutar los usuarios que hayan tenido el programa instalado en una de sus ediciones para móviles. De momento para acceder a la app tenemos que utilizar las betacoins que se están distribuyendo entre los usuarios, pero no debería pasar demasiado tiempo hasta que Mailbox sea una realidad absoluta y pública en cuanto a su edición de sobremesa. En definitiva, la llegada de Mailbox a sobremesa significa abrirse a una nueva serie de usuarios que posiblemente ayudarán a que se expanda todavía más la presencia de la app en todo el mundo.

Vía: TechCrunch

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...