Los revival de la televisión comienzan a perder su magia

Las series que se basan en la recuperación de vieja glorias televisivas comienzan a cancelarse y a perder fuerza en el mercado del streaming.

La nostalgia es un arma poderosa. Tan poderosa que ya ha sido utilizada en multitud de ocasiones como forma de conseguir sacar el dinero a los usuarios. Pero siempre, eso sí, con una buena propuesta debajo del brazo. En la televisión, o en el streaming para ser más exactos, la nostalgia lo que ha hecho ha sido sacar del cementerio y del congelador series que llevan años e incluso décadas terminadas (o canceladas incluso). Porque es cierto que algunos de estos revival han funcionado y eso, lo que ha provocado, es que todas las productoras, cadenas y empresas de streaming quieran probar suerte.

Pero, después de un tiempo, lo que se está viendo es que esa moda del revival comienza a perder fuelle. Y ocurre de una manera inevitable: con cancelaciones. Porque era imposible que series que dependen de la nostalgia pudieran llegar a igualar los niveles de audiencia que tuvieron en el pasado. Solo algunas excepciones se salvan de ello y actúan como excepción al factor de ser, en su mayor parte, series que claramente estaban dirigidas a otros tiempos y otras generaciones.

Se nos ocurren muchos casos que sirven de ejemplo. En el caso del revival de 90210: Sensación de vivir, el cual se estrenó en 2008, los productores y la audiencia dejaron claro que la serie no iba a funcionar si continuaba dependiendo de esos cameos de los actores de la versión clásica. Por ello, después de la segunda temporada se dejó de invitar a los actores originales e incluso se les dio de lado en la historia. La serie se adaptó para una nueva audiencia, los jóvenes de ahora, y así es como logró llegar hasta su quinta temporada de una manera honrosa y sin tener que arrastrarse (al menos no demasiado).

Otro revival fue el de Yo y el mundo, que volvió en la forma de El mundo de Riley. Muchos cameos, los personajes más importantes de la historia original (¡Topanga!) como padres de la nueva protagonista, y un estilo clásico, pero un poco adaptado. La versión original fue soberbia y nos marcó a muchos de los que crecimos mientras también lo hacían sus personajes. Pero son otros tiempos y es difícil que el impacto llegase a ser el mismo. Además, digamos que la versión original tenía a todos los actores en sus papeles perfectos, mientras que en esta algunos ya eran demasiado mayores. La serie duró tres temporadas, algo que, en comparación a las 7 originales, se queda muy por detrás.

Uno de los revival que duró más tiempo en antena fue MacGyver, versión que contaba las aventuras de una versión más joven y moderna del personaje. Estuvo cinco temporadas, honrosas, todo hay que decirlo. No alcanzó, eso sí, las siete temporadas y dos películas de la versión original, la cual se convirtió en su época en un clásico de la televisión.

Otro desastre reciente ha sido el de Punky Brewster, la simpática huerfanita de la serie original que siempre estaba con su perro Brandon. La serie volvió a modo de secuela con la actriz original, ya adulta, pero no ha conseguido enganchar al público. Con una temporada ha sido más que cancelada, dejando las cuatro temporadas originales como el auténtico y verdadero clásico. Sin duda, se echaba de menos a George Gaynes, el mítico coprotagonista de la serie original que falleció en 2016 a los 98 años.

Hay otros revival que siguen en antena, como el de Salvados por la campana, pero al cual tampoco se le augura un futuro demasiado brillante. Lo mismo es posible que ocurra con el de Embrujadas, que tiene una cuarta temporada confirmada sin que nadie sepa cómo puede haber llegado a ello.

Pero también hay excepciones, como el éxito que tuvo Madres forzosas en Netflix, la secuela de Padres forzosos. En otros casos, los propios responsables de las series han preferido no exponerse al fracaso, como es el caso de Friends, que se conformó con un encuentro especial entre sus actores. En el futuro es posible que la lista continúe aumentando, puesto que hay otras series en camino de tener su propio revival. Es el caso de CSI, que dispondrá de una nueva serie, o de Mentes Criminales, que volverá recuperando a gran parte del reparto original.

Otro caso que se espera con ganas es el de Frasier, la serie de televisión que hizo historia en la comedia y que planea volver, posiblemente con gran parte del elenco original (a excepción de uno de sus actores, ya fallecido). En su tiempo, Frasier logró lo que posteriormente Joey intentó repetir tras el final de Friends. Frasier se independizó de Cheers y llegó incluso a superar la fama de la serie original en la que había nacido su personaje principal. Por eso hay emoción y miedo a partes iguales por el futuro estreno de su revival.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...