Los problemas de los transgénicos

En este post nos adentramos en los problemas que giran en torno a los transgénicos. Estos problemas son expuestos por varios grupos de la sociedad, principalmente grupos ecologistas, y entre los problemas se encuentran los riesgos para la biodiversidad, riesgos sanitarios, riesgos ambientales y riesgos para los pequeños agricultores, los cuales se potencian frente a la falta de precisión de la tecnología utilizada.

Los problemas de los transgénicos

Los alimentos transgénicos son alimentos sometidos a ingeniería genética. Se trata de alimentos producidos a partir de un OMG, organismo modificado genéticamente, es decir, en simples palabras, que son alimentos producidos a partir de un organismo al cual le han incorporado genes de otro organismo para dotarlos de “ciertas características”.

Para producir estos alimentos transgénicos es necesaria una tecnología que permita hacer una recombinación de ADN. De esta forma se realizan productos que nunca podrían haberse desarrollado naturalmente. Y precisamente esto último es una de las grandes objeciones que los grupos antitransgénicos hacen.

Y ello, sumado a que no existen certeros conocimientos de cómo impactan los transgénicos en el medio ambiente y cuáles son exactamente las consecuencias de esta manipulación genética en todo sentido, aumenta el rechazo de ciertos grupos frente a estos productos. Pero ahora bien, veamos a continuación los puntos más relevantes que estos grupos objetan de los transgénicos.

Problemas de los transgénicos

Los motivos que hacen que determinados grupos se opongan a los transgénicos son:

Grave riesgo para la biodiversidad y efectos irreversibles e imprevisibles sobre los ecosistemas. Los transgénicos suponen el aumento del uso de tóxicos, contaminación genética y del suelo, pérdida de biodiversidad, mayor desarrollo de resistencia en insectos y otros efectos no deseados en otros organismos.

Producción industrializada e insostenible. Los transgénicos son manejados por un puñado de grandes empresas que repercuten negativamente en pequeños agricultores, fomentando una inequitativa distribución de la riqueza.

Riesgos para la salud. Pueden suponer la aparición de nuevas alergias, nuevos tóxicos, contaminación de alimentos e inconvenientes en órganos internos, entre otros efectos.

Estos problemas se afianzan frente a, como mencionamos anteriormente, la imprecisión de esta tecnología para prever cómo impactarán, ya sea a medio o largo plazo, los transgénicos en el medio ambiente. Además, no hay ningún sistema de evaluación que pueda demostrar la inocuidad de los OMG, tanto para la salud humana como para el medio ambiente. Con lo cual, los transgénicos dejan un amplio margen de duda.

Estos grupos en contra de los transgénicos también ponen sobre la mesa la mala actuación de EFSA, Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria, quien es la autoridad responsable de la aprobación de estos productos. Las objeciones a su actuación provienen justamente de no considerar las dudas que giran en torno a los transgénicos. Por otra parte, los estudios científicos sobre los que se basa la evaluación previa a la autorización son realizados y producidos por las mismas empresas… Y ¿se controlan estos resultados? ¿Cómo los cotejan para analizar si son realmente así? Estos grupos afirman que en muchos casos no es posible verificar los datos y resultados de forma independiente.

Vosotros ¿Estáis en contra o a favor de los transgénicos?

Fuente: Greenpeace

Foto: Transgenicos por Amigos de la Tierra en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...