Los ‘indignados’ norteamericanos plantan cara a los bancos

Ni los grandes medios de comunicación ni la clase política había prestado demasiada atención a los indignados del movimiento Occupy Wall Street (Ocupa Wall Street), acampados en el parque Zuccotti en el distrito financiero de Nueva York. Sin embargo, los indignados de la gran manzana han saltado a la palestra mediática por las 700 detenciones por ocupar el puente de Brooklyn.

Manifestantes a su paso por el puente de Brooklyn

El pasado sábado, 3.000 personas secundaron una manifestación a favor del movimiento Occupy Wall Street. La semana anterior, también en Nueva York, se llevó a cabo otra manifestación que terminó con 80 detenidos. El recorrido previsto fue modificado durante la marcha y los manifestantes, encabezados por la policía, se dirigieron hacia el puente de Brooklyn. Según testigos presenciales, una veintena de manifestantes instó al resto a tomar el puente cuando la marcha comenzaba a atravesar la plataforma peatonal. Haciendo caso omiso a las advertencias de la policía, los manifestantes tomaron la calzada y bloquearon el puente durante cuatro horas.

La policía disolvió la protesta y trasladó a los 700 detenidos hasta la comisaría central de Central Booking. A los detenidos se les imputan los cargos de desorden público y de obstaculizar el tráfico rodado. Los manifestantes argumentaron que la policía les engañó para que abandonaran las aceras y que algunos de los arrestados han sido golpeados por la policía.

La protesta de los indignados de Nueva York ha tenido varias réplicas por todo el país. En Portland, Maine, varios cientos de indignados salieron a la calle en solidaridad con los manifestantes de Nueva York. En San Franciso cientos de personas han protestado frente a una sucursal de Chase Bank, donde la policía ha detenido a seis manifestantes. Más indignados protestaron frente a la Reserva Federal otro centenar en Chicago. Y el día previo a la manifestación de Nueva York, más de 3.000 personas ocuparon las oficinas del Boston Bank of America.

El Sindicato Local de Transportistas y la Unión Federal de profesores (sumando 38.000 miembros) se unieron a la última marcha realizada. Su participación es muy importante porque, a parte de ayudar a difundir las convocatorias, pueden proveer económicamente al movimiento Occupy Wall Street. También han dado muestras de apoyo la actriz Susan Sarandon y director Michael Moore. En un país donde el 1% controla la riqueza, el movimiento Occupy Wall Street no ha interrumpido sus actividades para denunciar al sistema financiero y convocaron una nueva manifestación para la tarde de ayer.

Foto: _PaulS_ en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...