Los gibones cantan con acento

Algunos primates, así como los hombres, se comunican entre sí utilizando el lenguaje específico de la región en la que viven. Los gibones tienen «acento» dependiendo de la zona de la selva en la que habitan.

Las ratas, que ni hablan ni entienden el significado de las palabras pronunciadas por un ser humano, sin embargo, son capaces de distinguir las diferencias de entonación entre un holandés y un japonés. Más allá de esta curiosidad, la noticia de hoy tiene que ver con que los hombres no somos los únicos animales que usan y comprenden las diferencias, más o menos sutiles, del lenguaje.

El gibón es un pequeños primate que viven en zonas tropicales de Asia. © Stuutjs, Flickr, CC 2.0 by-nc

Los gibones, una grupo de especies de pequeños primates homínidos, tienen la capacidad de hacer vocalizaciones impresionantes, como las de las aves y que los distinguen de otros primates. Durante la canción, la energía se concentra en las sílabas de una sola banda de frecuencias, una adaptación que les permite una transmisión de larga distancia del sonido en los bosques tropicales. La función de esta canción, que no es muy bien conocida, probablemente ayudaría a los gibones a marcar su territorio o a aparearse.

Los científicos sospechaban que cada especie de gibón utiliza su propio grito, pero la estructura acústica de la canción nunca había sido claramente correlacionada con la taxonomía (la pertenencia del animal a una especie o subespecie). La dificultad era aún mayor ya que las canciones a veces varían entre los individuos dentro de una especie, ya veces son únicas de un espécimen, dejando incierta la relación entre la filogenia y la acústica.

La canción de los gibones es un momento mágico. © alwarren78, Youtube

Los científicos del Centro Alemán de Primates en Goettingen (Alemania) han seguido en su ambiente natural (Vietnam, Camboya y Laos) a seis de las siete especies del género gibón Nomascus. Los gritos de los primates, conocidos como «gibones de cresta» fueron grabados y analizadas sobre la base de 53 parámetros acústicos a través de un espectrograma para el análisis de frecuencias. Paralelamente, el análisis de ADN mitocondrial (la secuencia del citocromo b) se realizaba para determinar genéticamente sus relaciones evolutivas.

Se tomaron datos a 24 poblaciones de gibones, 92 grupos y 400 individuos, para llegar a una conclusión clara… que los gibones tienen acentos regionales. Las seis especies se pueden distinguir solamente sobre la base de sus canciones, pero los cambios sutiles no facilitan el trabajo de los científicos que tuvieron que hacer un análisis acústico muy fino.

Para simplificar, podemos decir que las dos especies de gibones más al norte (N. nasutus y N. concolor) no hablan el mismo «idioma» (cantan de forman claramente reconocible como diferente), mientras que las cuatro especies más al sur (N. leucogenys, N. siki, N. annamensis y N. gabriellae) comparten un «dialecto» pero el uso de «acentos» es diferente (las estructuras de las canciones son muy similares).

Además de las diferencias acústicas entre especies observadas, se establece relación con la ubicación geográfica de las poblaciones. En otras palabras, los gibones que viven más cerca unos de otros tienen un «acento» similar. Con base a estos hallazgos publicados en la revista BMC Evolutionary Biology, lo gibones tienen por tanto, igual que los hombres, un acento relativo a la región en la que viven.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...