Llegan las aventuras de James Bond en versión digital

El gentleman inglés llega al Reino Unido en su vertiente electrónica.

Los tiempos cambian, y poco importa que James Bond sea un ejemplo de aquel héroe arcaico que luchaba en las contiendas conspirativas de la Guerra Fría. Si las obras de Ian Fleming estaban acumulando polvo en algún lugar de tu biblioteca, si a nadie le apetecía leer ya las aventuras del gentleman británico por excelencia, si las páginas de los libros empezaban a ponerse amarillas… no te preocupes, usa tu antiguo y marchitado ejemplar de Casino Royale para equilibrar la mesa del recibidor, porque Bond ha conseguido adaptarse a la era digital. Toda una proeza para un clásico entre los clásicos que, no nos engañemos, no parece haber envejecido demasiado bien pese a todos los intentos por actualizar el mito que han tenido lugar desde la gran pantalla.

Tras el éxito cosechado en los Estado Unidos en 2008 con motivo del centenario del nacimiento del escritor, las novelas de Ian Fleming aparecerán en su versión electrónica por primera vez en el Reino Unido. El responsable de su comercialización será Ian Fleming Publications Ltd., que distribuirá los catorce ejemplares entre las principales librerías del país. Con este paso se pretende buscar nuevos y más jóvenes lectores para James Bond apelando al formato y no al contenido. En palabras de Corinne Turner, gerente de la editorial en cuestión, Ian Fleming «escribió las novelas de James Bond para que fuesen leídas y disfrutadas por todos«. Del formato, eso sí, no dijo nada.

Sin embargo, es manifiesta  la gran pasión que el autor sentía por todo aquello relacionado con la tecnología. No en vano, al estallar la II Guerra Mundial Fleming ingresó en el British Department of Naval Intelligence, departamento de la Royal Navy. Precisamente en esta sección dedicada al espionaje sería donde el autor desarrollaría el proyecto secreto ‘Operación Ruthers’, un plan diseñado para hacerse con la máquina descodificadora Enigma, en manos de los alemanes.

Su pasión por las técnicas de espionaje más avanzadas, las conspiraciones y la tecnología se ven reflejadas en las sucesivas adaptaciones que en el cine se han hecho de la saga. Si Fleming levantase la cabeza y viera a su 007 en versión electrónica, seguramente se frotaría las manos. El siglo XXI es lo que tiene.

Fuentes: ABC

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...