Llega a Madrid el extrabajador de Spanair que salió de Barcelona

Lennart Cromstedt no es una de esas personas que se arrugan ante la adversidad. Al contrario, cuando la aerolínea Spanair, para la que trabajaba como tripulante de cabina, cerró definitivamente la persiana el pasado 27 de enero, decidió que debía hacer algo. Algo que debía ser grande, algo que no todo el mundo puede ni está dispuesto a hacer. Algo que sirviera para hacer visibles ante la sociedad a los trabajadores de la aerolínea desaparecida que como él perdieron sus puestos de trabajo y denunciara su completa indefensión ante la quiebra de la empresa, que se encontraba en una situación económica desastrosa con fuertes pérdidas y un pasivo que supera los 300 millones de euros.

Y como era aficionado a correr, pensó que podría utilizar esto para sus propósitos. Así fue como este madrileño de origen sueco de 43 años decidió recorrer la distancia que separa Barcelona de Madrid… corriendo. Más de 600 kilómetros de aventura que ayer mismo tocaban a su fin, tras quince días corriendo una media de entre 30 y 60 kilómetros por jornada. Un recorrido en el que ha atravesado las provincias de Barcelona, Lleida, Huesca, Zaragoza, Teruel y Guadalajara. En el último tramo incluso vinieron a unirse a él algunos de sus antiguos compañeros de Spanair.

Cromstedt ha destacado un caso en particular, el de Luca Abbamonte, uno de sus compañeros en la aerolínea que está enfermo de cáncer y que se quedó sin cobertura tras el cierre de la empresa, ya que ésta no abonó los seguros de pérdida de licencia de sus empleados. Otra exempleada de Spanair y amiga de Cromsted, Silvia Costa, señalaba ayer que la desaparición de la compañía ha dejado «de la noche a la mañana a muchísimos trabajadores en la calle, en su mayoría de más de 35 años, lo que dificulta bastante sus posibilidades de recolocación en otras empreseas del sector. Los gestores se han aprovechado de una compañía de bandera» mientras que los trabajadores afectados aún no han cobrado el paro», afirma.

Hace dos días precisamente se aprobaba el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que acaba con los contratos de los 2.597 trabajadores de Spanair. Recibirán una compensación de 20 días por año trabajado, con un tope de 12 mensualidades, según marca la nueva ley, tras la reforma laboral puesta en marcha por el Ejecutivo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...