Leonard Cohen, ganador del Premio Príncipe de Asturias de las Letras 2011

No es la primera vez que literatura y música convergen en los Premios Príncipes de Asturias de las Letras. De hecho, en 2007 ya se galardonó a Bob Dylan con este reconocimiento nacional de gran repercusión. Este año, sin embargo, le ha tocado el turno al cantautor canadiense de 76 años Leonard Cohen. Y nunca el compuesto ‘cantautor’ tuvo mejor significado que en estos momentos, pues Cohen se piensa a sí mismo como músico y como poeta, disciplina esta última que ha sido decisiva para que el jurado, compuesto por escritores y miembros del universo literario, decidiese decantarse por él antes que por los otros dos finalistas: el inglés Ian McEwan y la también canadiense Alice Munro.


Las canciones de Leonard Cohen, entonadas con su lacónica y particular voz, pueden ser leídas como una prolongación de sus letras como poeta: canciones con las que supo llegar al gran público y crear escuela, erigiéndose como inspiración para muchos músicos contemporáneos (Rufus Wainwright y Jarvis Cocker lo tienen entre sus ídolos) al tiempo que conseguía adaptarse a los nuevos aires asumiendo a su manera el folk, las posibilidades de la tecnología e incluso la chanson française. Pero antes de convertirse en un ídolo musical, Cohen escribía poesía. En 1951, cuando tenia 17 años, publicó su primer libro: Comparemos mitologías, al que le siguió La caja de las especias de la tierra (1961).

Ya afincado en la Isla de Hydra (Grecia), Cohen publicaría Flores para Hitler y más tarde dos novelas: El juego favorito y Hermosos vencidos. Una carrera literaria en ciernes que se transformó en una especie de híbrido al fusionarse sus inquietudes con el mundo de la música, dando continuidad a su particular universo, dominado por preocupaciones religiosas y sexuales. Tenía 32 años. Artista de culto durante los años 70, con discos como Songs of Love & Hate (1971) y New Skin for the Old Ceremony (1974), el éxito de masas le llegaría ya maduro, en la década de los 80. Various Positions (1984) y I’m Your Man (1988) así lo confirman y le llevan derecho a la que muchos consideran su obra más conseguida: The Future (1992).

Ahora, el jurado de los Premios Príncipes de Asturias le rinde homenaje con un reconocimiento que permitirá ver a Leonard Cohen en Oviedo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...