Las cartas personales de Kafka podrán verse en Alemania y Oxford

En un acuerdo bilateral que parece ser el primero de la historia, dos instituciones diferentes de dos países distintos han decidido compartir unos documentos a todas luces interesantes, sobre todo porque el escritor checo Franz Kafka cuenta con millones de lectores que aún hoy siguen rindiendo culto a obras como La metamorfosis o El proceso. De este modo, y dentro de muy poco, los interesados podrán acudir indistintamente a la Biblioteca de Bodleian, en Oxford, o a la Deutsches Literaturarchive de Marbach (Alemania) para consultar unos cien documentos personales del escritor. Cartas, postales y escritos pertenecientes a un lapso de tiempo concreto: de 1883 y 1924.

Imponente biblioteca Bodleian en Oxford.

Según fuentes de EFE, la destinataria de la gran mayoría de las misivas no fue otra que la menor de sus tres hermanas, Ottia, con la que Kafka mantenía una relación muy próxima. Se trata, por lo tanto, de documentos de índole personal que revelan importantes datos de la personalidad del escritor. Por otro lado, destacan también unos treinta documentos dirigidos a su médico y amigo Robert Klopstock. Como dato morboso, la colección cuenta con dos cartas enviadas por el checo a la que fue su última amante: Dora Diamant. Todos los documentos estarán disponibles para el público académico y demás interesados gracias a la cortesía y las buenas relaciones mantenidas con los herederos de Franz Kafka, que han ayudado a la conservación de su legado con importantes donaciones destinadas a su mantenimiento y restauración. De hecho, fue una de las hijas de Ottia quien consiguió salvar los documentos estando en Checoslovaquia.

Para aquellos que se aventuren a visitar Oxford o Marbach y estén interesados en conocer a fondo a Kafka más allá de sus tres novelas (El proceso, El castillo y América) y de su célebre relato corto, La metamorfosis, podrán encontrar en el archivo un amplio abanico de datos autobiográficos. Sus relaciones con el contexto histórico en que vivió, con sus seres queridos, con su producción literaria… incluso datos sobre sus viajes, su salud y su particular sentido del humor.

Foto por Daveybot en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...