La ONU condena a España por su falta de protección en un caso de violencia de género

El buen historial contra la violencia de género en España se mancha por la muerte de la hija de una mujer, a manos de su agresor, debido a la ausencia de supervisión durante una visita.

Mujer

El Comité de la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer de la ONU ha condenado a España por negligencia ante un caso de violencia de género que ha terminado en tragedia. La falta de atención y protección del Estado frente a Ángela González, una víctima de violencia de género, ha causado la muerte de su hija Andrea de 7 años a manos de su padre. Todo sucedió durante un régimen de visitas, donde la niña no contaba con ningún sistema de protección ni supervisión para estar frente al que fue el agresor de su madre, quien posteriormente se suicidó.

Este caso ya se pronunció en 2012 con una demanda de la organización internacional Women’s Link Worlwide, desde donde se intentó poner voz a González y a sus más de 30 denuncias sobre la violencia que sufría junto a su hija, por lo que solicitaba mayor medidas de seguridad. Esto se debe a que, incluso después del divorcio, el maltrato contra la mujer perduró. Sin embargo, la debilidad del sistema y la falta de rapidez y actuación han desatado la injusticia de este desenlace por el que el Comité denuncia a España.

Desde la ONU notifican que, como todos los países, estaban obligados a investigar a fondo el caso y revisar la razón por la que no se estaba cubriendo la protección a estas víctimas. Aun así, reconoce que la concienciada lucha que lleva a cabo el Estado español frente a la violencia de género mediante leyes y programas de educación, pero no pueden obviar ciertos vacíos de actuación por parte de profesionales, como jueces y trabajadores sociales, que no llevan a ejercer con efectividad estas medidas de protección.

Como era de esperar, el Comité ordena a España la indemnización a Ángela González, aunque ya nada podrá reparar las consecuencias del reconocimiento tardío de un problema. Del mismo modo, deberá abrirse una investigación que determine lo sucedido y las razones de su desprotección. Con ello, se insta a que se efectúe una mayor investigación de cada caso de violencia de género respecto a los antecedentes a la hora de decidir los derechos de custodia y poder proteger a la víctima y a sus hijos.

Por tanto, seis meses son los que tiene España para remitir al Comité un informe con las medidas y mejoras que se deben tomar en este aspecto. Mientras, el caso ocurrido con Ángela González, como ella misma denuncia, se espera que sea el último y sirva para revisar la justicia y que nadie vuelva a pasar por una situación así.

Teléfono contra la violencia de género: 016.

Vía: Europa Press

Foto: svaboda

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...