La izquierda arrebata al PP la hegemonía en los grandes ayuntamientos

La derecha pierde en la mayoría de ayuntamientos y autonomías a pesar de que el PP es la fuerza más votada en el conjunto del país.

ada colau

Las elecciones municipales y autonómicas del pasado domingo estaban consideradas una prueba de fuego para todos los partidos. Primero, el Partido Popular tenía que hacer ver que seguía contando con el apoyo popular pese al desgaste por una difícil legislatura. Segundo, el PSOE estaba obligado a resistir para no verse superado por los emergentes. Tercero, Podemos y Ciudadanos debían confirmarse como alternativas serias al bipartidismo clásico. Con los resultados en la mano la lectura más obvia es que la izquierda gana terreno.

En clave nacional, el PP ha ganado las elecciones municipales tanto en número de votos como en concejales. El partido de Mariano Rajoy ha recabado el 26,9% de los votos, alejándose del histórico 37,5% logrado hace cuatro años. El castigo al partido que llegó al Gobierno de España en 2011 ha sido muy considerable, haciéndose más intenso en la Comunidad Valenciana, uno de sus feudos históricos. El PSOE no solo no recoge nada de este descontento sino que también pierde apoyos, quedándose en el 25%. Veamos la situación por territorios.

La primera gran sorpresa de la noche llegó en Barcelona, en donde la mediática Ada Colau (Guanyem Barcelona) se impuso al alcalde Xavier Trias (CiU) por 11 concejales a 10. El triunfo de esta candidatura, apadrinada por Podemos, es el mejor resultado de esta formación en las elecciones, siendo, junto a La Coruña, la única capital de provincia en la que se hace con la victoria (cuestión distinta son los pactos que pueda alcanzar en otros).

Rápidamente, los focos viraron hasta Madrid. En la capital española, otra candidatura participada por Podemos daba la campanada. En el arranque del recuento, Manuela Carmena (Ahora Madrid) se ponía en cabeza. Poco a poco, Esperanza Aguirre (PP) consiguió voltear la situación, aunque la composición del ayuntamiento parece invitar a pensar que los 29 concejales de Ahora Madrid y PSOE se pondrán de acuerdo frente a los 28 de PP y Ciudadanos. En tan simbólica plaza, los socialistas han quedado como simple partido bisagra.

Otro escenario que cambia de manos es Valencia. El ayuntamiento gobernado por Rita Barberá desde 1991 gira a la izquierda tras la debacle sin paliativos del PP. La actual alcaldesa logra 10 concejales frente los 9 de los nacionalistas de Compromís, que sumarán con PSOE y València en Comú hasta alcanzar los 17 regidores necesarios para gobernar. El bloque conservador se queda con 16 representantes de PP y C’s.

Por lo que respecta al plano autonómico, los datos son un poco más confusos pero arrojan un saldo igualmente desfavorable para los intereses del PP. La formación conservadora ha ganado en nueve de las trece comunidades que celebraban elecciones, un dato que, desprovisto de más matices, puede parecer muy positivo. La realidad es que solo se ha retenido una mayoría absoluta, Ceuta, y que, muy probablemente, se pierda el gobierno en cinco regiones donde se ha ganado: Aragón, Cantabria, Castilla-La Mancha, Baleares y Comunidad Valenciana.

Esta última autonomía es especialmente simbólica por haber sido un granero de votos para el PP desde las elecciones generales de 1993. Con poco más del 26% de los votos, la debacle del partido de Alberto Fabra en la región ha superado las previsiones más pesimistas. Sus 31 escaños no pueden oponerse a los 55 que ha logrado una izquierda en la que Compromís pide protagonismo y acecha al PSOE. Ciudadanos y Podemos, cuarta y quinta fuerza, se han quedado con trece escaños cada uno, algo por debajo de lo esperado.

En Castilla-La Mancha, la reforma electoral de María Dolores de Cospedal puede haberle salido bastante mal al PP, que ve cómo entra Podemos en el Parlamento regional pero no Ciudadanos, dando por tanto la opción de que los socialistas recuperen el poder pese a perder los comicios por escaso margen. En Aragón, Rudi logra un resultado bastante meritorio pero un cuatripartito de izquierdas sumaría mayoría absoluta. En Cantabria ocurre exactamente lo mismo por el discreto dato, en este caso, de Ciudadanos. En Baleares, Bauzá también se iría si se entienden sus rivales.

Como consuelos para el PP quedan los gobiernos de Castilla y León, La Rioja, la Región de Murcia, la Comunidad de Madrid, Ceuta y, presumiblemente, Melilla. Lo más festejado ha sido, sin duda, el dato de Madrid, ya que Cifuentes y Ciudadanos han alcanzado la mayoría absoluta de madrugada tras un recuento de infarto. El PSOE solo gana en Asturias (donde pincha Podemos), Extremadura y Canarias, aunque espera sumar un buen número de gobiernos de coalición.

Vía: El País

Foto: barcelonaencomu.cat

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...