La herencia no sería el móvil del asesinato de la niña Asunta

La niña Asunta murió drogada y por asfixia, pero se desconoce el móvil que presuntamente habría llevado a los padres a cometer el asesinato.

La implicación de los padres de la pequeña Asunta, la niña de origen chino asesinada y hallada muerta en el camino rural de Teo (A Coruña), parece probada para el juez instructor del caso dadas las pruebas recogidas durante los distintos registros realizados en los domicilios de la familia. Rosario Porto y Alfonso Basterra han pasado a dependencias policiales y se encuentran imputados después de que las pruebas forenses y toxicológicas dictaminasen que la niña de 12 años fue drogada con diazepán y posteriormente estrangulada.

El diazepán es precisamente el medicamento que tomaba la madre habitualmente para tratar sus problemas de ansiedad, una coincidencia que se une a otras pruebas decisivas como las contradicciones de su declaración, las cámaras de tráfico que la vieron dirigirse a su residencia rural de Teo en compañía de alguien y, finalmente, las cuerdas halladas cerca del cadáver, que coincidirían con unas de igual modelo encontradas en los distintos registros. En estos momentos la policía se encuentra analizando unas colillas encontradas cerca del lugar, que podrían contener muestras de ADN, presuntamente del padre de la niña.

No obstante, y pese a todas las evidencias científicas y las diferentes pruebas físicas, lo cierto es que aún falta una clave para poder esclarecer el caso: el móvil. Pese a que durante el día de ayer se barajó que el motivo del presunto asesinato podría ser el dinero, el juez José Antonio Vázquez Taín ha rehusado parcialmente esta hipótesis dado que la niña no era la heredera universal de sus abuelos maternos, que le habrían legado la mayor parte de sus bienes en vida. De este modo, y al contrario de muchas informaciones que han ido divulgándose, el testamento de los abuelos maternos de la niña no la beneficiaría por encima de su madre.

Las últimas noticias apuntan a que no es la primera vez que la madre podría haber realizado una tentativa de asesinato, pues dos profesoras de música han declarado en las dependencias de la policía que en una ocasión la niña llegó mareada a clase. Las explicaciones de Asunta fueron que «su madre le había dado muchas pastillas». Un nuevo interrogante que se une a otros muchos en torno a la figura de Rosario Porto y su marido, Alfonso Basterra, que presuntamente habría colaborado en el crimen de alguna manera.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...