La difícil defensa de la troika

Olli Rehn defiende a la trokia tras las últimas críticas y se empeña en asegurar que cumple una función necesaria pese a su pobre balance.

anti troika

Ciertamente, no resulta en absoluto sencillo venderse de cara al público cuando este tiene una opinión tan crítica sobre tu trabajo. Eso es lo que le ocurre a la troika, el ente formado por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional para controlar a los países con problemas. Desde su primera intervención con motivo del rescate griego, todo cuanto ha hecho la troika ha estado rodeado de cierto oscurantismo. Ello ha propiciado que la idea que los ciudadanos tienen de este órgano sea la de algo completamente ajeno a ellos, que exige a los gobiernos que realicen recortes en los servicios públicos. Desde luego, la caricatura no anda desencaminada.

En las últimas semanas, la troika ha recibido duras críticas por parte de autoridades muy relevantes en la UE. Hace apenas unos días, era la comisaria de Justicia, Viviane Reding, quien hablaba abiertamente de disolver este órgano económico. A juicio de Reding, la troika se ha demostrado incapaz de solventar con rapidez y eficacia las cuestiones para las que fue creada. La comisaria de Justicia añade que sus actuaciones constituyen una injerencia permanente del FMI en los asuntos europeos. En este sentido, basta recordar las duras previsiones de crecimiento que el organismo dirigido por Christine Lagarde vertió sobre la zona euro la semana pasada. Casi a renglón seguido, el comisario de Asuntos Económicos de la UE, Olli Rehn, salió a la palestra para defender la viabilidad del controvertido organismo y justificar sus actuaciones amparándose en momentos excepcionales.

Y es que, los errores de cálculo de la troika, y más concretamente del FMI, se han traducido en planes de ajuste inviables y leoninos que han agravado los problemas de los países en cuestión. Ni qué decir tiene que Grecia pasa por ser el paradigma de todos estos despropósitos, a los que cabe sumar las pésimas actuaciones de sus diferentes ejecutivos. Por supuesto, no todo son manchas en la hoja de servicios de la troika (Irlanda da signos de clara estabilización económica) aunque lamentablemente el caso irlandés parezca un excepción.

Fuente: Expansión

Foto / pedrosimoes7

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...