La bajada de tipos no afectará a las hipotecas

El Euríbor apenas se resiente de la bajada de tipos impulsada por el Banco Central Europeo. El índice baja menos de un 25 por ciento de lo que lo hace el precio del dineero.

De nada sirvieron las sucesivas bajadas de tipos de interés llevadas a cabo por el nuevo Presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi. De nada que los tipos hayan vuelto a su mínimo histórico del 1%. El Euríbor cerraba diciembre con un valor de 2,004%. Los bancos no están dispuestos a poner las cosas fáciles para la adquisición de créditos en un año pésimo para el sector inmobiliario, y es que en el tercer trimestre las hipotecas han sufrido una caída acumulada del 43 por ciento, situándola en su punto más bajo del 2003. La consecuencia: el encarecimiento de las hipotecas, que aprieta todavía más a los ya de por sí castigados bolsillos.

Un grupo de manifestantes ante la sede del BCE en Franckfort

Haciendo cuentas, para una hipoteca media de 120.000 euros a un plazo de 20 años, la cuota mensual podría sumar unos 30 euros, lo que acumulado a lo largo del año supondrá un sobrecoste de 360 euros. Para paliar la presión fiscal e incentivar la adquisición de vivienda nueva, el nuevo Gobierno ha implantando nuevas medidas, entre las cuales destacan la ampliación del período de gravamen de un IVA superreducido al 4 por ciento para compra de vivienda nueva, amén de las desgravaciones fiscales previstas para la adquisición de vivienda.

Sin embargo, lo que está claro es que la bajada de tipos ha tenido un impacto cero en la economía, y no ha afectado a los tenedores de deuda hipotecaria. Las entidades financieras se encuentran enzarzadas en una gran desconfianza, agravada por la crisis de la deuda, y el mercado interbancario no acaba de arrancar, con lo que el grifo del crédito permanece inalterable. La única esperaza para los deudores es la inyección de medio millón de euros a tres años realizada el pasado 21 de diciembre por el Banco Central Europeo, destinado a abrir el grifo del crédito. Sin embargo, los analistas coinciden en que dicha medida contribuirá para que los bancos financien su propia deuda, y muy pocos creen que pueda llegar a servir para que las entidades financieras las dediquen a su máxima función: prestar dinero a particulares y empresas para hacer fluctuar la economía.

El euríbor, principal indicador de los préstamos hipotecarios, apenas ha reflejado la bajada del precio oficial del dinero. El pasado mes de noviembre, tras la primera maniobra del Presidente del Banco Central, Mario Draghi, la principal referencia para el cálculo de las hipotecas situó su tasa mensual en un 2,044 por ciento, solo un 0,066 menos que el mes anterior. En diciembre la tendencia ha seguido la estela moderada, hasta tal punto de acabar el año con una cuota del 2 por ciento. En resumen, mientras los tipos han caído un 0,50 por ciento, el Euríbor sólo lo ha hecho un 0,10 por ciento.

Foto: Mar del Sur en Wikimedia Commons

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...