La Audiencia Provincial de Valencia reabre el caso del metro

Los magistrados han aceptado el recurso presentado por la Fiscalía que asegura que ciertos datos sobre incidentes previos y el mal estado del convoy accidentado no fueron valorados en el juicio. Por otra parte, la asociación de víctimas ha denunciado al Parlamento Europeo en Bruselas la situación de desamparo en la que se encuentran desde 2006.

Los magistrados de la Audiencia Provincial de Valencia han decidido aceptar el recurso de la Fiscalía que pedía reabrir el caso del accidente de metro de Valencia de 2006 en el que 43 personas murieron y 47 resultaron heridas.

La investigación fue archivada a finales del año pasado por la misma jueza que en 2007 también cerró el caso. Sin embargo la Asociación de Víctimas ha seguido reclamando un juicio justo en el que se esclarezcan los culpables y las responsabilidades del accidente de metro más importante del país. La Fiscalía presentó el recurso porque veía indicios de que existían datos nuevos y otros que no se habían contemplado en el anterior proceso. El organismo judicial, y también las víctimas creen que el gobierno valenciano ha ocultado datos y pruebas referentes al convoy accidentado.

Durante la investigación se revelaron las carencias del transporte que se debían a una falta de inversión por parte de la Generalitat, que se limitó a hacer oídos sordos y a organizar una Comisión de Investigación en Les Corts que duró tan sólo una semana y que, como se ha conocido gracias a un programa televisivo, se basó en las declaraciones manipuladas por los gobernantes valencianos de los técnicos de la empresa responsable, Ferrocarrils de la Generalitat.

Asimismo, ninguno de los responsables políticos de aquella tragedia ha aceptado su culpabilidad, no ha habido ninguna dimisión ni disculpa por parte del gobierno valenciano, en aquel momento con Francisco Camps a la cabeza.  Según la jueza del juzgado número 21 de Valencia, Nieves Molina, la responsabilidad directa del accidente recae sobre el conductor, fallecido en el trágico suceso. Sin embargo, en su último recurso la Fiscalía aporta datos sobre descarrilamientos previos, fallos detectados en los trenes y averías que, sin saber el motivo exacto, no fueron tenidos en cuenta en el juicio.

Las víctimas no se han dado por vencidas a pesar de los años. Pese a no ser escuchados ni por los políticos ni por los medios de comunicación valencianos, cada día 3 de cada mes -el suceso ocurrió el 3 de julio de 2006- se reúnen en la Plaza de la Virgen de la capital valenciana para reclamar que no se olvide el caso y que se celebre un juicio justo. Tras el cierre del caso en el pasado septiembre, la Asociación 3 de Julio ha llevado, junto al líder de los socialistas valencianos Ximo Puig, al Parlamento Europeo la denuncia sobre la situación de indefensión en la que se encuentran y la manipulación de datos que creen que existió en la Comisión de Investigación y en la radio-televisión pública valenciana.

Foto: GloriaMartínezS

Fuentes: El País y Levante EMV

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...