Joanna Newsom y el nuevo folk norteamericano

Joanna Newsom es una de las artistas de moda. Toca el arpa y el piano, pero lo más característico es su voz. Una voz nasal que a algunos puede incomodar, pero que si se le presta atención es una de las más conseguidas de los últimos tiempos. Sin duda, estamos ante un fenómeno mundial. Está transformando la música folk. Su disco ‘The Milk-Eyed Mender’ sorprendió a muchos y el último, ‘Have one on me’, la ha consolidado en el panorama internacional.

Joanna Newsom empezó su carrera musical desde muy pequeña. Con apenas ocho años ya tocaba el arpa, además del piano y clavicordio. Su primer disco, The Milk-Eyed Mender, salió a la luz en el año 2004 y fue toda una sorpresa en los círculos de música alternativa. Joanna se basta con su voz y las notas de su arpa. Su música es sencilla, a la vez que profunda y desgarrada. Aunque en sus primeras grabaciones dejó correr todo la fuerza de sus cuerdas vocales, en los últimos discos parece que controla un poco más la melodía de su voz, la cual es inimitable, de una originalidad extraordinaria.

Las voces nasales nunca han predominado dentro del mundo de la música. Al público siempre le gustó más las voces limpias, transparentes, llegando a considerar las que no eran así como voces de segunda fila. El ejemplo de Bob Dylan es dilucidador. El artista norteamericano demostró a todo el mundo que, a pesar de la nasalidad de su voz, podía llegar a todas las notas y que por ello no era peor cantante que otros que poseían una voz más angelical. A Joanna Newsom le pasa algo parecido. Su estética casi élfica hace que parezca que vaya a cantar con una voz dulce y serena. Nada más lejos de la realidad. Su voz es una de las más extrañas, pero penetrantes e hipnóticas que existen en la actualidad. Es cierto que las voces nasales no han gozado del reconocimiento público que merecieran, sin embargo existen muestras de sobra para que se las considere como geniales. Ya es hora de reivindicarlas. Mientras a Bob Dylan, poco a poco (y me sabe muy mal escribirlo) se le apaga la voz, surgen en la escena musical otras nuevas como la de Newsom. Y de la misma manera que Dylan supuso un antes y un después en la música folk norteamericana, Joanna Newsom, aunque en menor medida, viene a abanderar una nueva vuelta de tuerca a las recetas de la música folk.

Su último disco, Have one on me, está teniendo una gran acogida por parte del público y la crítica. Demostró que se está consolidando en el último directo en Barcelona, donde la pudimos ver dentro de la duodécima edición del Festival de Música Millenium, que congrega a lo mejorcito del panorama musical internacional. Sus próximos directos son en Australia (Brisbane y Melbourne), Singapur y Finlandia (Helsinki).

Foto portada: Getty Images.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...