Italia, al borde del rescate

Italia está a un paso de ser rescatada por la Unión Europea. La prima de riesgo italiana ha ascendido hasta los 520 puntos básicos, superando la barrera de los 500 que obligaron a países como Grecia, Irlanda o Portugal ser rescatadas por el máximo organismo europeo. Así, Berlusconi vive su particular via crucis, enfrentado al pueblo italiano por sus escándalos y sus penosas actuaciones económicas. Su principal objetivo es mantener su imperio económico.

Italia va camino de convertirse en la siguiente oveja negra de la Unión Europea. La prima de riesgo del país no para de subir escalones, cosa que ha dejado en jaque al primer ministro, el controvertido, polémico y extravagante Silvio Berlusconi. Desde el pasado mes de agosto, la economía italiana lleva sufriendo las consecuencias de la crisis. De esta manera, el rescate por parte de instituciones como la Unión Europea está cada vez más próximo. Hay que recordar que Italia sufrió un grave varapalo en verano al ver cómo su prima de riesgo superaba por primera vez a la española, una de las economías más débiles de la UE. Como remedio, el gobierno de derechas de Berslusconi propuso una serie de medidas contra la crisis que aliviaran la maltrecha economía italiana. Como estamos viendo, los resultados de este plan de recuperación han sido insuficientes.

Silvio Berlusconi

Este debe ser un punto de obligado estudio por parte de los futuros gobernantes: privatizar no alivia los mercados a largo plazo. El problema es estructural, por lo que la solución se halla en la raíz del problema. En agosto de 2011, Berlusconi propuso la liberalización y la privatización empresas municipales, además de la flexibilización de los convenios de los trabajadores para abaratar el despido, el aumento de la edad de jubilación o la reducción de los presupuestos de las administraciones locales. ¿Para qué ha servido todo esto? Para nada. Italia está a un paso de ser rescatada. La privatización, como ignoran algunos de nuestros gobernantes –entre ellos el futuro presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, si no ocurre una debacle en el Partido Popular–, no es la solución. En todo caso puede saciar a los mercados a corto plazo, pero no acaba con la enfermedad. Vamos por el mal camino y no me extrañaría nada que los populares erraran en la estrategia de salida de la crisis y obliguen a España al rescate –evidentemente, echando las culpas a los socialistas–. ¿Qué más se puede pedir de nuestro país?

El modelo italiano es tan equivocado que el alcance de la prima de riesgo ha superado por primera vez los 500 puntos, concretamente, ha llegado hasta los 520. Hay que recordar que Grecia, Irlanda y Portugal fueron rescatadas con niveles similares. Mientras tanto, Berlusconi, a quien nadie quiere ver ni en pintura, no está dispuesto a dimitir ya que podría acabar con el imperio empresarial que ostenta. Salvar el extraordinario beneficio de unos pocos a costa del humilde sustento de muchos: ésta es la mentalidad que prima hoy en día. Dudo mucho que el Partido Popular en España se aleje de esta postura.

Foto: cvrcak1

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...