Inquietud entre los empleados del sector bancario a nivel global

De la noche a la mañana parecen desaparecer muchas personas de las finanzas. Miles de empleados están perdiendo sus empleos por las difíciles condiciones del sector bancario y los recortes presupuestarios. Aunque no son ninguna novedad los despidos en el sector financiero, esta vez tienen un patrón diferente: son inquietantemente tranquilos.

DespidoDe la noche a la mañana parecen desaparecer muchas personas de las finanzas. Miles de empleados están perdiendo sus empleos por las difíciles condiciones del sector bancario y los recortes presupuestarios. Aunque no son ninguna novedad los despidos en el sector financiero, esta vez tienen un patrón diferente: son inquietantemente tranquilos.
Tan tranquilos, que de hecho los propios empleados se toman con humor los despidos e incluso los consideran higiénicos. Muchos de ellos se marcharon de sus empresas incluso sin que sus jefes les dijeran una palabra. Para los bancos, el primer indicio de que alguien se ha marchado por voluntado propia suele ser comprobar que sus mensajes de correo electrónico son devueltos a los remitentes.

Si bien durante los últimos días parece que los mercados financieros empiezan a coger velocidad de nuevo, los bancos no han dado marcha atrás a sus planes de las más profundas reducciones de puestos de trabajo desde hace años. Desde el verano del pasado año, los bancos de todo el mundo han anunciado ya planes para despedir 65.000 empleados.

Nadie sabe exactamente cuántos puestos de empleo han sido o serán eliminados a corto o largo plazo. Hace algunos años, los bancos hacían todos a la vez las reducciones de plantilla. Después de la pequeña crisis de 1987, por ejemplo, los empleados eran despedidos en masa en las mismas salas de conferencias.

En esta ocasión, las empresas han optado por llevar a cabo numerosos recortes en el curso de semanas o incluso meses. Algunas personas que han perdido sus puestos de trabajo, han sido despedidos de forma repentina y sin tener ni idea de la inminencia de la pérdida de empleo.

Es el caso de Citigroup, por ejemplo, que el año pasado anunció que suprimiría 17.000 puestos de trabajo, lo que equivale al 5% de su plantilla. Poco después, en enero, anunciaron que despedirían a 4.200 personas más, y en abril, anunciaron que a otras 8.700 más.

En 1998, cuando ni siquiera tenían previsto tener pérdidas, Citigroup suprimió de golpe 10.600 puestos de trabajo, el equivalente a un 6% de su plantilla por entonces.


Esta situación de encontrarse con el filo en el cuello inquieta cada vez más a los empleados del sector bancario, que son muy conscientes de que seguirá habiendo recortes de puestos de trabajo, pero que, simplemente, no saben ni cuándo ni dónde se realizarán.

Los analistas dicen que todo el silencio que mantienen sobre los despidos se debe a que quieren mantener el mercado tan tranquilo como les sea posible, sin crear alarmas, mas aún teniendo en cuenta el ambiente que ya existe por las calles de crisis económica.

En lo que casi todos coinciden, es que habrá numerosas rondas de despidos en lo que queda de año. En Goldman Sachs por ejemplo, una de las compañías de inversión más poderosas del mundo, numerosos trabajadores fueron despedidos en el primer trimestre del año. Unas semanas después, despidieron a muchas mas personas, en completo silencio y sin que ningún medio de comunicación se hiciera eco de ello. En total, a día de hoy Goldman ha suprimido ya al 8% de su plantilla.

También en Merril Lynch, que ya anunció monumentales pérdidas en el primer trimestre, se despidió a 1.100 personas a principios de año, antes incluso de presentar los desastrosos resultados. En abril, además, la empresa realizó un recorte de 2.900 empleos.

Lo más curioso es el caso de empresas como JPMorgan, que realiza contínuos recortes de plantilla a la vez que desembolsa grandes cantidades de capital para adquirir otros bancos de inversiones, como el Bear Stearns.

Empezaron por las altas esferas, despidiendo a sus propios ejecutivos, más adelante realizaron una profunda redistribución de personal entre las divisiones de la empresa, y más adelante los sustituyeron por otros empleados que formaban parte de Bear Stearns. Por ahora se calcula que entre 4.000 y 5.500 empleados de JPMorgan pueden perder sus empleos de forma inminente, y podrían ser aún más.

Las constantes noticias que llegan desde las bolsas de todo el mundo minan aún más la moral de los empleados y las empresas. Los analistas señalan además que a grandes rasgos las empresas tienen una tendencia firme a la hora de suprimir los puestos de trabajo aunque sea únicamente para superar las ganancias obtenidas en anteriores ejercicios.

Hay un mensaje muy incoherente a los empleados, lo cual perjudica la productividad. Ese «no se sabe cuándo puede ser», puede ser mañana, el mes que viene, o quién sabe cuándo, perjudica seriamente la productividad y el ánimo de los trabajadores en sus empresas.

Los bancos y compañías de corretaje en general pagan alrededor del 50% de sus ingresos a los empleados en forma de sueldos y bonificaciones. El año pasado ese porcentaje ascendió al 70%, pese a que las empresas ya empezaban a desacelerarse. Los analistas estiman que no será suficiente con que los bancos cumplan con sus estimaciones de despidos de un 5 a 8%, y que muy probablemente tendrán que realizar dos veces esas cantidades de despidos en lo que queda de año.

Los ejecutivos han desarrollado durante los últimos meses numerosas estrategias de despido, han negociado además paquetes de ruptura con mucho cuidado. Muchos de ellos se han visto incluso obligados a contratar consultores externos, para que realicen estudios viables de reducción de gastos y establezcan reestructuraciones de las oficinas y sedes de las compañías. Los peores días de la semana suelen ser los martes, miércoles y jueves.

Aun así los despidos no son una amenaza solamente para los empleados, ya que los propios ejecutivos bancarios pueden ser víctimas en cualquier momento de una reducción de gastos o reestructuración de plantilla.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...