Hugo Chávez nombra sucesor ante el empeoramiento de su enfermedad

Hugo Chávez volverá a ser intervenido en Cuba por la reaparición de células malignas en el abdomen.

El presidente venezolano, Hugo Chávez, sorprendió a toda la población el sábado por la noche con una inesperada aparición en la radio y televisión nacional. El objetivo del discurso era informar a los venezolanos de que ya había elegido sucesor: Nicolás Maduro, vicepresidente y canciller de su actual Gobierno. El nombramiento, hasta ahora imposible de imaginar, viene motivado por el agravamiento del estado del salud del mandatario, quien también anunció que el cáncer que padece desde 2011 ha reaparecido y pronto se someterá a una nueva operación en Cuba.

«Nicolás, ahí esta la espada de Bolívar, la que le dieron a Bolívar en el Perú». Con estas palabras, Hugo Chávez señaló el pasado sábado a la persona que había elegido para continuar su legado. Acompañado por varios de sus colaboradores más cercanos, el presidente contempló por primera vez la posibilidad de una Venezuela sin su presencia después de que los médicos que le atienden en Cuba le diagnosticaran la reaparición de «células malignas» en el mismo lugar de su abdomen donde anteriormente le habían extirpado dos tumores cancerígenos.

El presidente ha viajado esta madrugada a La Habbana para ser intervenido por cuarta vez en apenas 18 meses, y ante la posibilidad de que su enfermedad le impida continuar con sus actividades al mando del Gobierno, Chávez no ha querido dejar ningún cabo suelto y ha expresado claramente quién quiere que tome el rumbo del país si algo no saliera bien: «Si algo ocurriera, que me inhabilitara de alguna manera, Nicolás Maduro no sólo debe concluir el periodo, como manda la Constitución, sino que mi opinión firme, plena como la luna llena, irrevocable, absoluta, total, es que en ese escenario, que obligaría a convocar a elecciones presidenciales, ustedes elijan a Nicolás Maduro como presidente. Yo se los pido desde mi corazón”.

Pero el ascenso de Nicolás Maduro al poder no solo depende del nombramiento del actual presidente. La Constitución venezolana establece que, en caso de producirse la «falta absoluta» del presidente de la República después de que transcurra la mitad de su mandato, será el vicepresidente ejecutivo quien asuma la jefatura del Estado. Según esta medida, Maduro solo gobernaría si Chávez fallece antes del próximo 10 de enero, fecha en la que debe jurar el cargo por cuarta vez. Pero si Chávez muriera después de ese día y antes de que se cumpla el período acordado para la mitad de su mandato, el presidente del Parlamento, Diosdado Cabello, tomaría las riendas del Gobierno hasta que se convoquen nuevas elecciones.

El entorno del presidente, incluidos otros posibles sucesores, han cerrado filas en torno a la decisión del mandatario y expresaron su conformidad con la decisión a través de diferentes declaraciones a los medios. «Yo nunca discuto las órdenes del comandante, yo las cumplo», sentenciaba Diosdado Cabello tras la intervención de Chávez. Esa noche también habló Elías Jaua, antiguo vicepresidente de Chávez hasta que fue sustituido por Maduro el 10 de octubre: «ni Dios podrá desviar el curso de la revolución».

Vía / El País

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...