Google, en favor de Megaupload

Tenemos un capítulo nuevo en el caso Megaupload, esta vez gracias a Google, que ha emitido un informe en favor de Hotfile, un sitio de intercambio de archivos muy similar al primero, clausurado hace dos meses por haber violado la protección de contenidos con derechos de autor. En dicho informe, el gigante de Mountain View defiende directamente a Hotfile, que también está siendo investigado, con lo que se posiciona de manera clara a favor de Megaupload. Google alega que no es responsabilidad de dichas empresas vigilar la naturaleza de los archivos que se comparten. La obligación de identificarlos y velar por su protección recaería pues en los titulares de dichos derechos, quienes deberían notificarlo a la empresa que los alojase y ésta debería encargarse de eliminarlos.

Megaupload fue clausurado por el FBI hace dos meses por compartir archivos protegidos.

Google ha elevado el informe a la Corte Federal de Florida para dejar clara su posición de manera amistosa sobre la persecución de los sitios de intercambio de archivos. Dicha persecución tuvo lugar a instancias de la Motion Picture Association of America (MPAA) -tras la que se alinean las principales productoras de la industria cinematográfica de Hollywood-, que cursó demanda contra Hotfile en febrero. La compañía del buscador opina, sin embargo, que los estudios de cine estan «engañando» a la justicia norteamericana, pues las acciones legales que se están tomando contra los proveedores de servicios online estarían violando la Digital Millenium Copyright Act (DCMA).

La DMCA es una ley que se aprobó para proteger los derechos de autor, pero incluye un acta, la Online Copyright Infringement Liability Limitation Act, que prevé ‘puertos seguros’ que eximen a los proveedores de servicios online de cumplir con cualquier tipo de labor de vigilancia para descubrir si en sus dominios se intercambian contenidos protegidos o no. De hecho, Google asegura que dicha ley debería proteger a los servicios de intercambio de archivos, ya que son la base de crecimiento de sitios como Facebook, Twitter o YouTube. Sin la protección de los puertos seguros -afirma Google- «estos servicios se habrían visto forzados a alterar sus operaciones o incluso podrían no haberse lanzado desde un primer momento.»

Así pues, en opinión del gigante tecnológico, la infracción por parte de empresas como Hotfile sólo se habría dado en caso de que hubieran sido previamente avisadas de todos y cada uno de los archivos que infringían las leyes del copyright y no hubieran hecho nada al respecto. Con este informe, Google -que se encuentra protegida de igual manera por la DMCA- mueve ficha en la batalla que se está librando entre las empresas tecnológicas y el lobby de Hollywood y que sin duda determinará en gran medida el futuro de toda la red. De hecho, en Mountain View ya tomaron partido abiertamente contra la Stop Online Piracy Act (SOPA) y su oposición, junto a la de otros grandes del sector, fue determinante para que la ley fuera finalmente aplazada sine die.

Con estas acciones, Google trata de protegerse ante hipotéticas acusaciones en este sentido, que podrían volverse contra ella si finalmente se impusiera el modelo restriccionista a toda la red. Si el alegato de Google en el caso de Hotfile fuera estimado, podría sentar un precedente en la jurisprudencia que facilitaría mucho las cosas a Megaupload y sin duda allanaría el camino en la defensa de la neutralidad y la libertad en la red. De lo contrario, unos cuantos privilegiados tendrían luz verde para convertir el Internet de todos que hoy conocemos en su coto de caza particular. Por su parte, el lobby hollywoodiense ha solicitado al tribunal que no tenga en cuenta el informe de Google, ya que es parte interesada en que Hotfile no sea condenada. Ellos, en cambio, deben creerse imparciales. Háganselo mirar, señores.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...