Francia confirma que no hay riesgo de fuga tras la explosión nuclear

El almacén de desechos nucleares francés de Marcoule, al sud del país, ha sufrido esta mañana una explosión en uno de sus hornos que ha provocado un fallecido y cuatro heridos. El accidente ha puesto en marcha a todas las autoridades competentes para conocer el alcance y evitar cualquier riesgo para la población. La Autoridad de Seguridad Nuclear ya ha confirmado que no existe riesgo de fuga radiactiva, pese a que se ha establecido un perímetro de precaución.

Con el paso de las horas la alarma inicial, que se ha extendido rápido por los medios de comunicación de toda Europa, ha ido perdiendo intensidad a medida que las fuentes oficiales hablaban de lo sucedido y su alcance. El horno fruto de la explosión sólo se utilizaba para la fusión de residuos de baja y muy baja actividad, los menos peligrosos, al lado de los de muy alta actividad que existen en las centrales nucleares.

Si al principio la noticia hablaba de la explosión de una central nuclear, poco a poco se ha esclarecido que en Marcoule no hay ningún reactor. Pese a que las luces de peligro nuclear se han ido desvaneciendo, la noticia ha provocado muchas reacciones entre defensores y detractores.

Francia, como país europeo con más presencia de complejos nucleares en su territorios y máximo defensor de la energía nuclear, se ha encargado lo antes posible de que sus fuentes oficiales y autoridades desmintiesen cualquier información acerca de una posible fuga. Después de la gran catástrofe de Fukushima y de la reapertura del debate nuclear, el país galo ha mantenido su posición en favor de este tipo de energía, al lado de una posición muy diferente de países como Italia o Alemania, que no cuentan con instalaciones en el caso de Italia desde hace años o han marcado un plazo para cerrarlas, caso de los germanos.

Por otro lado, nuevamente las organizaciones más divergentes con el discurso nuclear han señalado a Francia como una de las principales responsables de la proyección de los complejos con energía nuclear y han calificado de preocupante lo sucedido hoy en Marcoule.

Pese a que en ningún momento no se ha confirmado fuga ni mucho menos que pueda suponer algún riesgo para la salud pública en España (el accidente se ha producido a 300 kilómetros de la frontera), el Gobierno español ha puesto los medios necesarios para seguir la evolución de la noticia y minimizar cualquier peligro.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...