Fracaso absoluto de la cumbre europea

Fracaso total de la cumbre europea para establecer los presupuestos 2014-2020

Merkel

La cancillera alemana, Angela Merkel

Se veía venir, aunque aún así debía celebrarse. Lo que estaba claro es que las claras divergencias entre los diversos mandatarios de los países de la Unión Europea no iban a solucionarse tan fácilmente, y que las flagrantes diferencias entre las economías de unos y otros tampoco facilitaban la tarea de pactar un nuevo marco presupuestario de la UE para el periodo 2014-2020.

Con todos estos problemas sobre la mesa, la cumbre dedicada a este complicado acuerdo han terminado como comenzó, sin resultados claros. Los recortes del techo de gasto y el reparto de los sacrificios han sido dos de los puntos más conflictivos entre los países ricos y los pobres.

Asimismo, mientras España, Francia y Irlanda instaban a reclamar más fondos agrarios, los países del Este solicitaban más fondos regionales. Por el lado contrario, los países con menos dificultades económicas abogaban por incrementar los recortes del gasto para reducir su contribución anual a la UE. En resumen, imposible aunar todas las peticiones.

Todos los intentos del presidente de la UE, Herman Van Rompuy han resultado también infructuosos, y pese a que se ha mostrado abierto a escuchar todas las propuestas no ha sido capaz de acercar las posturas de unos y otros. Él mismo estaba a favor de amortiguar los recortes en fondos regionales y agrarios para atender las quejas de España, Francia, Italia, Portugal, Grecia y los países del este. Pero para ello era necesario incrementar el recorte en las partidas presupuestarias destinadas a potenciar la investigación, las redes transeuropeas y la política exterior. Además, su idea también contemplaba un recorte global del presupuesto.

La propuesta de Herman Van Rompuy garantizaba a España una ayuda regional especial de 2.800 millones de euros. Algo que favorecía al país amortiguando los recortes y suponía una pérdida menor en agricultura. Aunque el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se ha mostrado en desacuerdo con la misma, al considerar que la partida destinada a fondos agrarios resultaba insuficiente para el país.

Tampoco estaban de acuerdo con la propuesta Gran Bretaña, Suecia, Finlandia, Holanda y Alemania, por considerar que los recortes no eran suficientes. Éste último país ha dejado muy claro que la idea del presidente de la UE le perjudicaba flagrantemente, ya que, además de incrementar su contribución al presupuesto europeo, recortaba en partidas muy importantes para su país, como la investigación.

Si bien es cierto que los miembros de la reunión han sido muy críticos con las medidas propuestas, la idea de Van Rompuy supone un recorte de 24.000 millones de euros con respecto al marco financiero actual (2007-2014) y difiere con las constantes declaraciones a favor de «más Europa». Al mismo tiempo, es inferior en 80.000 millones al proyecto que la Comisión Europea estimó para financiar las políticas europeas y contribuir al crecimiento y la creación de empleo.

Foto: worldeconomicforum

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...