Evo Morales nacionaliza la filial de Red Eléctrica Española en Bolivia

El presidente de Bolivia, Evo Morales, ha promulgado a primera hora de la pasada jornada, un decreto en el que se anuncia la nacionalización de las acciones de la Transportadora de Electricidad SA (TDE), para así permitir la expropiación de dicha filial perteneciente a la Red Eléctrica Española (REE). Estando en vigor desde hace apenas 15 años en Bolivia, Morales ordenó del mismo modo que las instalaciones de la firma fueran custodiadas por las Fuerzas Armadas para asegurarse que no se producía ningún obstáculo que se interpusiese a dicha acción.

Sin embargo, una hora antes de que el presidente boliviano anunciase sus planes de expropiación, los militares de las Fuerzas Armadas ya habían ocupado la calle en la que se encuentra la filial, del mismo modo en el que todos los máximos representantes implicados en el proyecto tomaron las oficinas para gestionar el proceso cuanto antes.

Cientos de canales de televisión mostraron a decenas de efectivos y policías en las oficinas principales salvaguardando las puertas y custodiando el edificio central de TDE, tal y como les ordenó Morales antes de pronunciar su discurso. «Hoy, como justos homenaje a los trabajadores y al pueblo boliviano, nacionalizamos la Transportadora de Electricidad», proclamó Morales en el acto celebrado con motivo del Día del Trabajo, concentrado en el Palacio de Gobierno de La Paz.

El motivo emitido por Morales para justificar la expropiación de la filial ha sido a que durante los 16 años que lleva la empresa internacional española, «apenas ha invertido 81 millones de dólares, una inversión en término medio de cinco millones al año», califica el presidente boliviano, considerándolo tremendamente insuficiente.

Asimismo, el presidente anunció que su Gobierno reconocerá las inversiones que realizó la Red Eléctrica de España, y ha asegurado que «si lo que corresponde es devolver, hay que devolver». Si una empresa ha hecho una inversión, reconocemos la inversión». Por lo tanto, en el decreto se ha establecido claramente que el Gobierno contratará a una «empresa independiente» que fije y evalúe las cifras de dinero invertido, y ponga el valor que le corresponde a la red Española en un plazo de unos 180 días hábiles.

Por otra parte, el presidente Morales también anunció que un total del 73% de las líneas de transmisión en el sistema interconectado de electricidad regresarán a manos del control de la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE), cuya sede se encuentra situada en Cochabamba, la ciudad situada en el centro de Bolivia.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...