España espera las elecciones en zona de rescate

La prima de riesgo española ha superado por primera vez la barrera de los 500 puntos básicos, aquella que separan a los países rescatados por la Unión Europea y los que no. Aunque las elecciones están muy próximas, apenas quedan tres días para los comicios, los políticos españoles están más pendientes de qué pasa en los mercados antes de lo que ocurra en las urnas.

Hoy es el último día de campaña electoral; mañana, jornada de reflexión; y pasado, las elecciones. Sin embargo, los grupos políticos en España más que mirar hacia las urnas lo hacen a los mercados. La prima de riesgo, que marca la diferencia de intereses para la compra de deuda nacional con respecto al bono alemán, ha alcanzado la mañana del viernes, por primera vez en su historia, los 500 puntos. Ayer la jornada fue de tensión máxima, llegando a rozar esta barrera que separa a los países rescatados de los que tienen una economía saneada. Afortunadamente, el Banco Central Europeo (BCE) se apiadó del Tesoro Español y compró deuda a pesar de su alto interés, por encima del 7%.

España se levanta en zona de rescate tres días antes de las elecciones

Hoy la cosa ha sido bien diferente. A primera hora de la mañana, la prima de riesgo alcanzaba su máximo histórico: 503 puntos básicos, que llegarían a convertirse en 523. No obstante, a lo largo de la mañana, se ha ido rebajando hasta quedarse en los 484. Aún así, la prima de riesgo española siempre ha estado por encima de la italiana, algo bastante preocupante si tenemos en cuenta que Silvio Berlusconi tuvo que dejar el cargo de primer ministro por la gravedad que estaba tomando el asunto en Italia. En España las elecciones anticipadas han evitado que José Luis Rodríguez Zapatero tome una medida similar.

El BCE ya ha señalado que en España será necesario tomar más medidas para evitar un rescate. Pero lo cierto es que el país podría ser rescatado perfectamente. La crisis es profunda y mucho tendrá que trabajar el próximo gobierno si quiere calmar a los mercados. Mariano Rajoy ya ha pedido a estos que den un poco de tregua y que tengan en cuenta que estamos en fechas de elecciones. Aún así, cada intervención del líder de la oposición y máximo candidato a ocupar el puesto de Zapatero en la Moncloa no ayuda nada. La ambigüedad del discurso del Partido Popular sobre cómo gestionará la salida de la crisis, pone muy nervioso a los inversores, que están demostrando su desconfianza hacia la economía española mediante la prima de riesgo. ¿Qué quiere decir esto? Pues que la inestabilidad económica en el país obliga al Tesoro Español a emitir deuda pública para poder obtener financiación, pero a un alto interés. Por lo tanto, se multiplica la dificultad para encontrar inversores y, en consecuencia, encontrar dinero para mantener la estructura estatal.

Foto: Andrés Rueda

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...