España buscará la calma, Portugal el desenfreno

Andrés Iniesta lidera un equipo sin delanteros que impone su toque contra la presión de los rivales, mientras Cristiano contagia su voracidad al combinado portugués

La Eurocopa se aboca a su final y ninguno de los cuatro equipos quiere perderse la última traca, la fiesta del domingo. Hoy abren el penúltimo acto dos selecciones que se conocen bien: España y Portugal. El combinado de Del Bosque busca reverdecer los laureles de 2008, meterse en la segunda final y reventar las estadísticas: ninguna selección ha sido capaz de encadenar tres títulos consecutivos, ninguna campeona de Europa ha revalidado su título. A España le quedan dos partidos, empezando por el de esta noche y sobre el equipo sobrevuela el debate permanente durante el actual campeonato: ¿Quién será la punta de lanza en ataque?

Tras la victoria ante Francia con un juego práctico, un ejercicio combinativo de posesión y contención, más la efectividad de sus centrocampistas, parece que el seleccionador repetirá la receta. En su contra juega el cansancio acumulado por varios jugadores, ya que las rotaciones en el once no han sido habituales, y algunas de sus estrellas como Silva o Xavi comienzan a acusar tantos minutos sin respiro, tras una temporada especialmente exigente. Se espera que el subidón de un partido como el de hoy solape las sensaciones de agotamiento. Quien parece que tiene fuelle de sobra es Andrés Iniesta. El mediapunta se ha erigido estrella absoluta del equipo en este torneo y está en un estado de forma excepcional. A pesar de esto, Iniesta admite que no pugna por un trofeo individual como el Balón de Oro y descarta el duelo con Cristiano Ronaldo.

El delantero luso precisamente será el hombre más vigilado por la zaga española. Cristiano ha ido evolucionando en esta Eurocopa, del mal fario en los primero partidos a la voracidad recompensada en los dos últimos encuentros, en los que ya suma 3 goles. Con él ha crecido el juego de la selección portuguesa. Moutinho es un centrocampista sólido y creativo, Nani un puñal por la banda y cuentan también con la llegada en segunda línea de lanzadores como Meireles o Veloso. El seleccionador Paulo Bento ha formado un conjunto que tiene el poder desconcertante de cierta anarquía en el ataque, resuelto siempre a una velocidad de vértigo.

Entre los antecedentes, la memoria de varios jugadores guarda partidos trascendentales en la última década. Portugal echó a España de la Eurocopa de 2004 y los españoles sentenciaron a los portugueses en el último Mundial. El último referente cayó de forma contundente del lado de Portugal, con un 4-0 el pasado año. Pero aquello fue un partido amistoso, lo de hoy es otra historia.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...