La Comunidad Valenciana instaurará un modelo trilingüe en las aulas

Días después de las autonómicas, y tal y como rezaba su programa electoral, el gobierno en funciones de la Comunidad Valenciana ha anunciado la implantación de un modelo trilingüe y único de enseñanza para el conjunto de la autonomía. Este nueva línea estará formada por la convivencia equitativa entre castellano, valenciano y una lengua extranjera -que se presupone el inglés-. Significa, de este modo, la eliminación de «los programas lingüísticos existentes hasta hoy», según palabras del consejero de Educación, Alejandro Font de Mora, reflejadas por El País. Dicho de otro modo, desaparecerá la opción de escoger entre la vía en valenciano, la vía en castellano o la mixta, tal y como ha sucedido hasta el momento.

Camps, en tejanos y camisa, dirigiéndose al entregado electorado joven.

La implantación de este nuevo modelo será progresiva y se iniciará a partir del próximo curso. Según el citado rotativo, no se podrá impartir menos de un tercio de castellano y de valenciano ni más de un tercio en inglés. Algo que sigue dotando a los centros de cierta libertad, lo cual también puede ser un arma de doble filo. Sea como sea, la medida ha sido vista como un ataque a la lengua valenciana por el conjunto de la oposición, los sindicatos y la federación Escola Valenciana, entre otros colectivos.

«Lo que se pretende es, alejándolo de la escuela pública y de la escuela en general, hacer del valenciano un idioma más, junto con el castellano y el inglés, cuando es la legua de nuestro pueblo y debería tener una protección desde el sistema educativo, además de protegerla en el uso social», ha explicado la coordinadora de EU en la comunidad, Marga Sanz, en declaraciones reflejadas por ADN. Otro diario, ABC, muestra las opiniones sindicales. Desde la Federación de la Enseñanza de CC.OO. consideran la iniciativa como la prohibición «a miles de ciudadanos» de «estudiar en su propia lengua», lo cual «destroza el consenso básico sobre la lengua del Estatuto de Autonomía». «En la práctica va a suponer la desaparición de las líneas en valenciano» del sistema educativo, añaden desde UGT. Una visión que ha rematado con contundencia Enric Morera, portavoz de la coalición Compromís, que considera que la noticia sitúa al Consell «del lado de la extrema derecha«.

Esta nueva opción educativa imita a la implantada en Galicia por el PP, mismo partido que gobierna en la Comunidad Valenciana. Según el equipo liderado por Francisco Camps, allí ha funcionado con éxito, por lo que es perfectamente apta para exportar. No obstante, en El País afirman que en la experiencia gallega se ha comprobado «la castellanización del alumnado de infantil en las grandes ciudades y la falta de profesores capacitados en inglés», que «ha dejado prácticamente sin extender el idioma extranjero en primaria y solo funciona en unos 50 institutos (el 8%)».

Queda por ver cómo será la experiencia en la Comunidad Valenciana, pero es evidente que el idioma autonómico tiene las de perder. Según este diario, «el curso pasado solo el 29% del total de la matrícula (230.000 alumnos) estudiaban en uno de los dos programas de línea en valenciano cien por cien. El 71% restante lo hacía en línea en castellano (es decir, 630.000 alumnos). Tampoco ha tenido mayor recorrido el aprendizaje del valenciano en los centros concertados y privados: solo el 6,3% ofrece la línea en valenciano».

Foto: Francisco Camps en el acto de El Saler (…) por ppcv

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...