Escocia celebrará un referéndum de independencia el 18 de septiembre de 2014

Los jóvenes de 16 años también están convocados a las urnas para decidir sobre la independencia del país.

En una breve intervención en el parlamento de Holyrood el ministro escocés, Alex Salmond, ha anunciado que el referéndum sobre la independencia de Escocia se celebrará el próximo jueves 18 de septiembre de 2014. Los escoceses de 16 años también están llamados a las urnas para decidir el futuro de su país en las urnas bajo la pregunta : “¿Debería Escocia ser un país independiente?”.

La noticia se ha dado a conocer por boca del ministro Salmond a primera hora de la tarde y según han decorado miembros del gobierno escocés, «estamos ante un hito para todos los escoceses, sin importar en qué lado del debate se encuentren». Y es que en Escocia el proceso de independencia no cuenta con tantos partidarios como el Gobierno quiere hacer ver: a pesar de que durante las últimos años el número de ciudadanos a favor de la independencia ha aumentado de forma considerable, los sondeos siguen augurando el fracaso del referéndum independentista. Sin embargo, una amplia mayoría de escocés está a favor de la celebración del mismo.

El partido que lidera Alex Salmond, Partido Nacional Escocés (SNP), defiende en solitario la independencia del país ante la negativa del resto de fuerzas políticas de la oposición (conservadores, laboristas y liberales-demócratas), que prefieren seguir el modelo británico. La laborista Johann Lamont se muestra a favor de la vía de la unión y acusa al primer ministro de saciar «una obsesión particular, que no está haciendo su trabajo». Al tiempo que destaca que la celebración del referéndum «no es más que una distracción de los problemas reales que tenemos, que son las presiones económicas con las que viven las familias escocesas».

La convocatoria del referéndum fue pactada en un acuerdo firmado el 15 de octubre del año pasado por Slamond y el primer ministro británico, David Cameros. En ese encuentro, ambas partes decidieron que sería el gobierno escocés quién marcaría la fecha de la celebración y ,curiosamente, el día elegido coincide con el 400 aniversario de la batalla de Bannockburn en la que los escoceses ganaron a las tropas inglesas durante las guerras de independencia.

Pero más allá del simbolismo de la fecha, lo que realmente importa son las consecuencias internacionales que puede tener el resultado del referéndum. Si gana el sí, a Escocia le espera un largo proceso de dos años en los que se tratarán temas tan transcendentes como el reparto del petróleo del Mar del Norte, el reparto de la deuda pública de Reino Unido y la desnuclearización del territorio de Escocia. Aunque el asunto más controvertido atañe a la Unión Europea puesto que la pertenencia de Escocia no está garantizada y muchas fuentes apuntan a que el país debería recurrir a las vías tradicionales para negociar de nuevo su ingreso en la UE.

Vía / El Mundo

Vídeo / euronewses

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...