Entra en vigor la nueva ley de morosidad

El sector editorial asumirá normas distintas a las demás empresas privadas

Ya está publicado en el BOE (Boletín Oficial del Estado), la nueva ley de Morosidad ha entrado en vigor pese a que su implantación se hará de manera progresiva hasta alcanzar los plazos estipulados, que pretenden equilibrar la balanza respecto a los demás países de la Unión Europea. Así, y hasta el 2013, tanto la Administración pública como las empesas privadas cuentan con un margen para ir adaptando y solventando sus deudas. La deuda de los ayuntamientos y demás administraciones asciende a los 38.000 millones de euros, mientras que el sector privado casi duplica esta cifra: 60.000 millones a pagar hasta el 2013.

En el caso de la administración, la ley de Morosidad estipula que los pagos deben hacerse en 30 días. Para el sector privado, se establecen 60 días para que las empresas puedan pagar a sus proveedores. Por otro lado, el ICO (Instituto de Crédito Oficial) ya ha abierto una línea de crédito directo que ayude a los ayuntamientos prestándoles el dinero que necesitan para hacer frente a su deuda pública.

En el caso de las constructoras y de las editoriales, las directrices para los plazos a asumir hasta el 2013 se modifican con el fin de adaptarse a los requerimientos de cada sector. Así, si el resto de empresas disponen de 85 días para pagar en 2011, de 75 en 2012 y de 60 días a partir de 2013, con tal de adaptarse definitivamente, el secor de la construcción contará con 120 días hasta el 31 de diciembre de 2011 y con 90 para el año siguiente. Las editoriales, por su parte, asumen un «régimen especial» basado en las fluctuaciones que les son propias y que tienen que ver con los ciclos de explotación.

Fuentes: ElMundo.es

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...