El senado estadounidense aprueba un acuerdo para aplacar el “abismo fiscal”

La Cámra de Representantes debe ratificar el acuerdo para evitar una nueva recesión en Estados Unidos

obama

Ya anunció el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, que no pensaba retirarse del Senado hasta que no se llegase a un acuerdo para combatir el “abismo fiscal” que está sufriendo su país. Con esta premisa tan clara, el pasado 31 de diciembre de 2012 se sentó a debatir esta medida convencido de que, hiciese falta el tiempo que hiciese falta, nadie saldría de allí sin haber logrado este objetivo.

Así terminó sucediendo, y aunque recibieron el nuevo año debatiendo, cumplió con su promesa: demócratas y republicanos aprobaron un acuerdo para sacar a Estados Unidos del “abismo fiscal” en el que se encuentra. Aunque ahora queda todavía mucho camino por recorrer, ya que la Cámara de Representantes, donde los republicanos tienen mayoría, debe ratificarlo.

«Los dirigentes de ambos partidos en el Senado colaboraron para llegar a un acuerdo que fue aprobado con un abrumador apoyo bipartidista y que protege al 98 % de los estadounidenses y al 97 % de las empresas pequeñas contra un aumento de los impuestos», señaló Obama en un comunicado distribuido por la Casa Blanca.

«Si bien ni los demócratas ni los republicanos consiguieron todo lo que querían, este acuerdo es lo correcto que debemos hacer por nuestro país y la Cámara (de Representantes) debería aprobarlo sin demora», añadió. Según el presidente, las medidas de este acuerdo tienen como objetivo que la economía de Estados Unidos crezca y que «el déficit se aminore de manera equilibrada, mediante la inversión en la clase media y pidiendo a los ricos que paguen un poco más».

El acuerdo, que fue negociado al borde del “abismo fiscal”, tuvo a su favor el voto de 89 senadores, mientras que 8 se mostraron en contra. Pese a ello, en la Cámara de Representantes las cosas parece que no irán tan bien, ya que la mayoría republicana no está demasiado de acuerdo con el mismo. Éste planea mantener sin aumentos los impuestos a los ciudadanos con ingresos anuales de menos de 400.000 dólares, así como a las parejas que ganen menos de 450.000 dólares. Para el resto, la tasa del impuesto sobre la renta crecería un 35% con respecto a la actual a un máximo del 39,6%. Lo cual representa la primera subida de impuestos en Estados Unidos en 20 años y, por ende, no tiene el respaldo de los republicanos.

Otras de las medidas propuestas, que tampoco van a ser nada fáciles de aceptar, son recrotes de 24.000 millones de dólares en el Pentágono y aplazamiento de diversos programas sociales

Foto: jamesomalley

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...