El Saló del Manga concentra a 65.000 personas

El XVII Salón del manga cerró ayer sus puertas con una gran afluencia de público durante los 4 días que ha durado la concentración de aficionados a la cultura japonesa y a los videojuegos. La última edición de La Farga de L’Hospitalet de Llobregat ha sumado un total de 65.000 visitantes, un 10% más que en el año anterior.

Salón del Manga en L'Hospitalet

Salón del Manga en L'Hospitalet

La crisis económica no ha hecho estragos en la XVII edición del Saló del Manga, celebrado durante cuatro días L’Hospitalet de Llobregat y con los samurais como tema principal. Más de 65.000 otakus (fans del anime y manga japonés) y jugadores de videojuegos se pasearon por el Salón del Manga del 29 de octubre al 1 de noviembre.

Aunque este año la afluencia de público puede deberse a la buena coincidencia de festivos, lo cierto es que el Salón cada año bate récords de asistencia. Por ello, el Saló del Manga será trasladado en su próxima edición a La Fira de Barcelona, en un único recinto de 20.000 metros cuadrados frente a los 12.000 repartidos en tres espacios que se han necesitado estos últimos años en L’Hospitalet.

Según el director del evento, Carles Santamaría, el Salón sigue en pleno crecimiento, pues año muchas empresas se han quedado sin parada en el recinto. Santamaría añadió que: «El salón no nota la crisis. Donde se nota es en las ventas de las tiendas y las librerías, pero parece que las ventas del salón están muy animadas. Hay muchos visitantes que están esperando todo el año para comprar las novedades que aquí presentamos».

El director general de Norma Editorial, Óscar Valiente, editorial muy potente en el sector y con presencia en el Salón matizó las declaraciones de Santamaría: «Las novedades que hemos presentado están funcionando bien y, en general, las ventas están acordes con la cantidad de público que está viniendo hoy».

Precisamente, una de las principales novedades del Salón era la publicación en castellano del manga Blue exorcist, acompañado de la firma de ejemplares de la joven autora de este cómic nipón. Otra de las novedades en el mundo impreso fue el éxito de ventas Black Butler de Yana Tohoso y la presentación del anime High School of the Dead, siguiendo la moda zombie.

Otra de las estrellas invitadas en el Salón fue Hiroshi Hirata, considerado como uno de los maestros del género samurai. Hirata también se dedicó a firmar autógrafos a sus admiradores al estilo tradicional, con tinta, pincel y una maravillosa caligrafía que ya es de por sí una obra de arte. Hirata, además, proporcionó diversos originales de sus mangas para ser exhibidos en la exposición Samurais de Papel.

Pese a que los manga y anime son el protagonista principal del Salón, también tienen su espacio otros productos relacionados con la cultura japonesa como películas, videojuegos (la parada de Dofus fue de las más transitadas), muñecos y peluches de los protagonistas e, incluso, comida y golosinas japonesas. Además, los visitantes también pudieron contemplar dos exposiciones más de kimonos y de la obra de la ilustradora Victoria Francés.

Foto: Sara Gómez y Chapuisat1987 (Doctor Slump) en Flickr.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...