El poder político y el tecnológico se reúnen en la Casa Blanca

Que el mundo del mañana no lo decidirán los políticos, sino los grandes gurús tecnológicos ya hace tiempo que se viene intuyendo, y no solo en películas futuristas al estilo Blade Runner. El peso en todos los sentidos de nombres como Google o la omnipresencia en la sociedad de un icono como el de la manzana mordida son señal de que la tecnología será cada día parte más fundamental de nuestras vidas, y por ende, sus líderes también lo podrían ser del planeta. Predicciones apocalípticas a parte, lo que si es cierto es que a nadie se le escapa que decisiones estratégicas de las grandes corporaciones tecnológicas influyen en muchas esferas de la política de los países. Y prueba de ello es la próxima reunión de Obama con los ‘tres mosqueteros’ del high-tech actual.

Steve Jobs y Bill Gates, su homólogo de Microsoft y ausente destacado en esta reunión con Obama

Así se mezclan dos aguas que históricamente han discurrido por ríos separados y que ahora parecen unirse con una reunión en la Casa Blanca que haría las veces de algo así como un transmisor de pH 2/1 (el nivel de acidez dependerá de los temas a tratar, suponemos). Poder político y tecnológico se verán las caras, amistosamente hablando esperemos, en un meeting que el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, realizará con los tres principales protagonistas del sector de la tecnología: el fundador de la red social Facebook, Mark Zuckerberg; el consejero delegado de Google, Eric Schmidt; y el fundador de Apple, Steve Jobs. Él mismo ha reconocido en público en diversas ocasiones la admiración que profesa por estas figuras que han conseguido revolucionar la sociedad en cuestión de unos años.

Según Obama, el genio responsable del imperio de la manzana mordida, Steve Jobs, encarna a la perfección el sueño americano, «al haber creado dos o tres productos revolucionarios». Razón no le falta, y basta con girar la cabeza y mirar a unos pocos años vista para comprobar como toda la serie «iP» (el iPod, el iPhone y el iPad) cambiaron el mundo en su día. Además, el presidente norte-americano ve Jobs como claro ejemplo de persona que los americanos quieren que se haga rica, dado que su fortuna representa un incentivo para todos.

En realidad, la reunión que tendrá lugar en Washington, congregará a uno de los hombres más influyentes del mundo y tres de los más destacados directivos del panorama tecnológico mundial, a parte de otros ejecutivos del sector de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) de Estados Unidos.

Parece ser que el encuentro servirá para evaluar las decisiones estratégicas más adecuadas, y así poder incentivar el sector tecnológico estadounidense y, por supuesto, generar más puestos de trabajo. También se planteará caminos en los que dirigir las inversiones a realizar en investigación y desarrollo, además de en el sector educativo. No es raro, por todo el poder de influencia que antes hemos adjudicado a estos mandamases de la tecnología mundial, que el principal dirigente mundial se deje asesorar por ellos. Estamos convencidos de que muchas cosas interesantes podrán contarle a Obama unas personalidades que han visto explotar meteóricamente su propia historia vital gracias a sus visionarios planteamientos de las tecnologías. Veremos qué sale de todo ello y si tiene repercusiones beneficiosas a nivel mundial, se traduzca o no en acuerdos gobierno-empresas.

Foto por: Joi Ito

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...