El pleno del Congreso decide sobre la reforma constitucional

Esta mañana se realizará un paso casi definitivo para que la reforma constitucional pactada por PSOE y Partido Popular se lleve a cabo. Pese a las reticencias de partidos como IU o UPyD, que amenazan con interponer un recurso ante el Constitucional, la reforma para poner un tope al déficit público está cada vez más cerca.

José Luis Rodríguez Zapatero

Se trata de una medida que supuso una gran sorpresa para la mayoría de partidos después de que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, lo presentara sin previo aviso en el pleno el pasado 23 de agosto después de haber acordado la medida con el líder de la oposición, Mariano Rajoy.

Desde entonces, la vía de urgencia que permite realizar este tipo de acuerdos sin pasar por un referéndum ha ido avanzando y podría materializarse el próximo miércoles con su aprobación definitiva en el Senado. Los partidos nacionalistas han sido muy reacios en todo momento a la medida y han realizado propuestas para cambiar la opinión de PP y PSOE. Por su parte, CiU todavía mantiene el suspense sobre su voto, algo que ha provocado un intento de acercamiento de PP y PSOE al partido catalán para ofrecerle algunas excepciones dentro del acuerdo. En concreto, concederían a los parlamentos autonómicos un margen de propuesta del techo de deuda de su comunidad que variaría respecto al techo estatal en casos de catástrofe.

Unido a la indignación de los partidos nacionalistas, de IU o UPyD, las calles de varias ciudades españolas han vuelto a llenarse de indignados del movimiento 15M que, unidos a más ciudadanos, se muestran totalmente en contra de la enmienda constitucional. En primer lugar, las formas son uno de los puntos más calientes. El hecho de evitar el referéndum aprovechando la posibilidad de la vía de urgencia, como ya se hizo en la anterior reforma, que no tuvo tanta trascendencia, ha sido considerada por los protestantes como un recorte de derecho de decisión y expresión a los ciudadanos por no poder opinar en el proceso.

Por otro lado, el propio contenido de la reforma también es motivo de crítica. El 15M manifiesta que la colocación de un techo de déficit público afectará directamente al gasto público referido a políticas sociales, con lo cual supondrá una afectación directa a los servicios públicos para el ciudadano.

Pese a todo, el pleno del Congreso apunta hoy a la aprobación de la medida, y sólo quedará la ratificación del Senado el próximo miércoles para que sea una realidad.

Foto: Guillaume Paumier en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...