El Palau revive el recital de Pau Casals en la Casa Blanca

Barcelona vivirá estos días una avalancha de conciertos multitudinarios entre los que sobresaldrá el ritmo mexicano procedente de grandes bandas como Maná o de artistas que se encuentran en plena fase de crecimiento como Ximena Sariñana. Sin embargo, al margen de las propuestas más populares (y no por eso menos destacadas), también hay que hacer un hueco al recuerdo de algunos nombres que no sólo consiguieron pasar a la historia gracias a su música, sino que la sociedad les está guardando el recuerdo de una forma especial en motivo de la labor que realizaron más allá de los pentagramas. Así que trasladándonos hasta el género de la música clásica, pasamos a hablar ahora de Pau Casals, el violonchelista que dedicó su vida a la lucha por la paz y la libertad.

Este otoño se celebra el 40 aniversario del otorgamiento de la Medalla de la ONU a Pau Casals y del estreno del ‘Himno de las Naciones Unidas’ que el secretario general U-Thant encargó al músico por commemorar el 25º aniversario de la organización. Además, hace 50 años que Casals ofreció el emblemático concierto en la Casa Blanca después de ser invitado por el entonces presidente de los Estados Unidos, John F. Kennedy. Eso fue algo más que una buena interpretación y es que Casals decidió romper el silencio de su violoncello, que había dejado de tocar en público durante años en protesta contra la dictadura de Franco.

Por todo ello, la Fundación Pau Casals ha preparado una larga lista de actos de homenaje al maestro del violoncello. Uno de los más destacados tuvo lugar ayer en el Palacio de la Música de Barcelona donde la Orquestra de Jóvenes Intérpretes de Cataluña y el Coro del Orfeón Catalan interpretaron el ‘Himno de las Naciones Unidas’ que no se escuchaba en Barcelona desde hacía más de 30 años y que provocó el entusiasmo en un público emocionado que contó con la asistencia del presidente de la Generalitat, Artur Mas; la del Parlament, Núria de Gispert, el consejero de Cultura, Ferran Mascarell, y los alcaldes de Barcelona, Xavier Trias, y El Vendrell, Benet Jané, entre otras personalidades.

La legenda viva del violoncello, Miklós Perényi.

La segunda parte del concierto estuvo protagonizada por la interpretación del húngaro violoncellista Miklós Perényi (discípulo de Casals), que junto al pianista András Schiff y el violinista Yuuko Shiokawa, dieron vida al recuerdo del mismo programa que Pau Casals tocó en Washington hace 50 años con obras de Couperin, Schumann, Mendelssohn y Beethoven. Todo, para terminar interpretando el famoso ‘Cant dels ocells’, un villancico navideño catalán que Casals trasladó en todo el mundo como símbolo de paz y libertad.

A lo largo de los próximos meses tendrán lugar más conciertos en modo de homenaje en distintas poblaciones catalanas. Además, cabe destacar también que la Fundación Pau Casals ha iniciado otras iniciativas como la realización de un documental sobre el artista o un ciclo de conferencias en Barcelona y el Vendrell.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...