El nuevo iPad de Apple es tan potente que se pasa de largo

Los especialistas critican la decisión que ha tomado Apple de lanzar un iPad con tanta potencia técnica que rivaliza con la de los ordenadores.

Con los tablets iPad parece que está ocurriendo lo mismo que va a pasar con los móviles, si es que no ha pasado ya. Hablamos de cómo están aumentando tanto su nivel de potencia que estos dispositivos están superando las posibilidades que se requiere de los mismos. Es decir, que los nuevos modelos son tan potentes y versátiles que se pasan en cuanto a lo que proporcionan. Se podría asegurar que, debido a ello, muchos de los usuarios de estos tablets nunca les llegarán a sacar todo el provecho.

Este tipo de problema se ha registrado con anterioridad en diversos sectores. Los fabricantes no dejan de innovar y de avanzar porque tienen una obsesión con llegar a más. En ciertos casos no se dan cuenta de que, haciéndolo, están alejando la posible compra de los dispositivos por parte de su público. Porque es frecuente que con el aumento de potencia y prestaciones también aumente el coste, lo que deriva en que cada vez el volumen de ventas sea menor.

Esto que está pasando se aprecia con el iPad Pro de última generación dotado del chip M1, el cual lo convierte en un dispositivo tan potente que se pone de tú a tú a la misma altura que la generación pasada de Mac. Y la pregunta que se hacen los expertos es: ¿De verdad necesitamos tanto de un tablet? ¿Dónde queda en ese caso la diferencia con un ordenador de última generación?

No hay que olvidar que los tablets siguen estando utilizados o, al menos, diseñados para una serie de acciones concretas, flexibles y de uso dinámico. No son dispositivos que puedan sustituir a un ordenador de sobremesa o un portátil, aunque con niveles de potencia como los de los últimos modelos son ese tipo de cosas de las que se acaba dudando.

Hasta ahora, los iPad habían ido mejorando y evolucionando de forma notable, pero continuaban enfocados a sus objetivos lógicos. Con el último modelo es con el cual todo se ha complicado y salido demasiado de su línea de mercado. Además, no es que aporte nuevas funcionalidades, sino más potencia y mejores componentes técnicos, tan buenos que no suelen llegar a aprovecharse o tampoco resultan tan necesarios.

Además, sobre el coste, si vamos sumando accesorios y complementos, podríamos llegar a gastar alrededor de 2000 dólares en el iPad de marras, convirtiéndose en un equipo de lo más costoso, sobre todo sabiendo que es un tablet. No hay duda de que Apple debe comenzar a revisar cuál es su filosofía con el dispositivo, porque hay algo que falla en su último modelo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 2
Loading ... Loading ...