El Mirandés pierde la Copa, pero gana la admiración de todos

Adiós al sueño de un Mirandés que luchó hasta el final. Los leones salieron al campo con el jolgorio de la afición en las gradas del San Mamés y un ansia enorme de devorar a su rival. Lo consiguieron. Antes del primer tiempo ya habían sentenciado a los rojillos con un 3-0, aunque ayer el señor Mouso se dio el capricho de vestir a sus muchachos de un verde chillón y estrenaron camiseta. Doce periquitos a los que no les dejaron batir las alas a sus anchas, que sufrieron la desenfrenada actividad del balón como ya lo hicieran en Anduva. En ambos encuentros se veía notablemente que el juego ya no estaba tan equilibrado, que había un equipo de Segunda B sobre el césped, y en cambio eso no le restaba méritos porque había alcanzado la semifinal. En apenas media hora el Mirandés había sufrido el diluvio rojiblanco, un 3-0 brillando en el marcador sentenciaba el resultado y en las gradas podía verse ya la alegría contenida.

Los leones hicieron muestra de su mejor juego, tocando el balón a velocidad de vértigo, punteando con el empeine, avanzando en cada toque, taconeando. Les sobraba juego y soberbia, por eso hubo lluvia de goles. En la segunda parte, los rojillos levantaron cabeza, como es habitual en ellos. El athletic reculó, también habitual. Llegó entonces un gol de Aitor. La esperanza anidó los corazones del Mirandés que se volcó en el partido y tuvo tres ocasiones de gol. Pero le tocaba el protagonismo al Rey de los leones. Y además, por doble partida. Llorente se escabulló entre los defensas y halló el gol con un bonito y feroz puntapié. Era el fin. O eso parecía, porque luego llegó otro gol de Llorente y el Athletic ya tenía un pie y medio en la final de la Copa. El Mirandés demostró que iba a mantenerse fiel a su estilo hasta el final y así llegó el segundo tanto para los rojillos. Pero la suerte no les acompañó anoche, cuando Caneda metió en propia y disparó el abismo de goles. Al pitido del árbitro, un contundente 6-2 brillaba en el marcador. Una derrota que no empaña la espléndida trayectoria de un equipo de Segunda B que ha encadenado gesta tras gesta hasta ganarse el respeto y la admiración de todos los aficionados al fútbol.

El Athletic ya es finalista de la Copa por 36ª vez. Hoy se conocerá a su adversario: ¿Barça o Valencia? Nada está decidido, después del empate a 1 en Mestalla.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...