El juicio a Baltasar Garzón por investigar los crímenes del franquismo ya está visto para sentencia

Durante toda esta mañana se ha desarrollado el último juicio a Baltasar Garzón donde las dos partes han podido exponer sus informes finales y Garzón ha usado su derecho a la última palabra. El juicio a Baltasar Garzón por la investigación de los crímenes y las desapariciones en la guerra civil y franquismo, ya está visto para sentencia en el Tribunal Supremo.

Según Garzón, él tomó la decisión de investigar los crímenes cometidos en el franquismo “guiado por el desamparo de las víctimas«, ya que “la obligación de juez” es darles protección. Ha aprovechado su intervención para recordar que, cuando la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional decidió que eso no era de su competencia, cedió ese poder a los juzgados territoriales, más próximos a las fosas comunes y a las denuncias de las familias que quieren encontrar los cuerpos de sus antepasados.

Garzón ha apelado a la libertad de conciencia invocando al filósofo alemán Immanuel Kant y aseguró tener la suya muy tranquila porque según dijo: ‘tomé las decisiones que creía ajustadas a derecho para investigar, perseguir y sancionar los crímenes masivos de desapariciones forzadas y detenciones ilegales como única defensa que las instituciones creo que deben a las víctimas para que no se produzca el olvido y la falta de memoria’. El juez ha dicho que su conciencia “está tranquila” porque tomó las decisiones que creyó oportunas ajustadas al Derecho para “perseguir, sancionar o castigar, por mí o por quien correspondiera en el uso de la jurisdicción, los crímenes masivos de desaparición forzada de personas en ese contexto de detenciones ilegales sin dar razón del paradero de las víctimas”. Finalmente, ha mostrado su conformidad con los informes finales del fiscal y su defensa.

Durante estas últimas semanas, el juicio ha recibido mucha atención mediática al compadecer testimonios de personas que tienen familiares desaparecidos en fosas comunes. Muchas de las personas dijeron que la investigación del juez Garzón era el único modo de obtener justicia. Incluso observadores internacionales y periodistas de otros países han pedido la absolución de Garzón.

En el lado de los acusadores, el sindicato ultraderechista Manos Limpias y la asociación Libertad e Identidad, que piden 20 años de inhabilitación para el juez, han centrado su informe final en el hecho de que Baltasar Garzón archivara el caso de la matanza de Paracuellos (Madrid), donde en 1936 fueron asesinados un número desconocido de católicos, falangistas y opositores al ejército republicano. Acusaban, por lo tanto, a Garzón de llevar a cabo su investigación con tintes ideológicos, eludiendo la Ley de Amnistía y sin competencia legal. Sin embargo, la defensa del juez ha replicado que ‘a diferencia de lo que ocurrió con los desaparecidos del franquismo, la Matanza de Paracuellos ya fue juzgada en su día’.

Garzón recordó que todas las decisiones que tomó mientras tuvo la competencia de la causa fueron compartidas y asumidas por las partes, incluido el fiscal, que en los dos años que instruyó las denuncias no se planteó ningún recurso y que cuando la Audiencia Nacional decidió que los hechos no eran de su competencia ordenó paralizar todas las actuaciones e inhibirse en favor de los juzgados territoriales. Tanto la defesa como la fiscalía han solicitado para él la absolución del cargo, como también demandaban los más de cien simpatizantes del juez que había congregados en la puerta del Supremo portando fotos y flores en homenaje a las víctimas.

Ahora habrá que esperar la resolución de la sentencia. De hecho, Baltasar Garzón, también está expectante de conocer la sentencia sobre las escuchas telefónicas en la trama Gürtel.

Fuente: EFE, EuropaPress
Foto: www_ukberri_net

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...