El Gobierno catalán remite a la crisis de la deuda española como motivo de la falta de pagos

La semana pasada conocimos que la Generalitat había dejado sin pagar la parte que le correspondía a centros educativos y sanitarios, poniendo en serio riesgo a los más necesitados de la sociedad.

La semana pasada conocimos que la Generalitat había dejado sin pagar la parte que le correspondía a centros educativos y sanitarios, poniendo en serio riesgo a los más necesitados de la sociedad. La respuesta de la administración catalana se dio el pasado viernes de la mano del conseller de Benestar i Familia, Josep Lluis Cleries, y el de Economía, Andreu Mas-Colell en la Diputación Permanente del Parlament.

Generalitat Cataluña

Josep Lluis Cleries señaló que “la asfixia del Estado deriva en una asfixia social”, alegando los problemas que vive el estado central como causa principal de la escasez de dinero de la Gneralitat. Por otra parte Mas-Colell aseguró que no se trataba de un impago, si no de un “atraso” en el pago, recalcando que los servicios siguen asegurados para todas las personas en Catalunya.

Cleries asegura que son 70 millones lo que les debe a estos centros públicos, pero que si están al tanto de los pagos de la Red Mínima de Inserción, el fondo de garantías el impago de prensiones alimenticias y la dependencia entre otras.

Ante esta nueva situación de falta de recursos económicos que pone en peligro los servicios sociales del Govern, Cleries afirma que no se está recortando los servicios hasta llegar a la beneficencia como muchos aseguran. “No estamos realizando políticas antisociales”, añadiendo además que se asegurado que todos los usuarios van a seguir recibiendo los servicios, y que ninguna plaza concertada va a correr peligro.

Cleries ha llamado a la calma a los centros y a la opinión general para tranquilizar la situación, incluyendo un dispositivo para hacer un seguimiento y dar apoyo a los centros ante las posibles dudas y quejas. Añadiendo que habrá una reunión entre las partes afectadas en septiembre dando respuesta a la “alarma social” que según él se ha producido en los últimos días. También tuvo tiempo para hablar de las palabras del Banco Central Europeo, con Mario Draghi a la cabeza, cuyas limitaciones no habían calmado a los mercados.

Mas-Colell señala como principal causa del atraso de pagos a la actual situación de la deuda española y la crisis que vive el euro y la tensión de los mercados, principalmente en nuestro país, pero confía que en el mes de agosto puedan cumplir con los pagos antes los nuevos recursos que está empleando la Administración Central ante la falta de liquidez general. Pero el conseller pide “un sistema general que provea todos liquidez que necesitamos”. Alegando además los números impuestos que según él paga Catalunya.

Ya que para Mas-Colell si España tiene dificultades para pagar a Europa, el Govern paga todos los impuestos que le corresponden. En la misma dirección se expreso Homs, portavoz del Govern en relación a la “generosidad de los catalanes con el resto del estado”.

Por último volvió a pedir perdón a los posibles afectados de esta situación y recordó que el Govern tiene que hacer frente primero a las obligaciones financieras (que en la actualidad son muchas y apremiantes) y después las nóminas públicas. Ya que en estos momentos Mas-Colell afirma que lo más primordial es dar seguridad a los compradores de bonos catalanes, algo que aporta estabilidad a las cuentas del Govern.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...