El evento del Madrid Arena podría haber vulnerado la Ley de Espectáculos

El Ayuntamiento de Madrid podría ser responsable cívil de lo ocurrido, según fuentes jurídicas. La organización del Madrid Arena pudo presuntamente incurrir hasta cinco veces en un incumplimiento de la Ley de Espectáculos.

Mascroevento

Macroevento similar al Madrid Arena.

Al parecer, y según diversos medios de comunicación, el evento celebrado la noche de Halloween en el Madrid Arena podría haber vulnerado hasta cinco artículos de la Ley de Espectáculos de la Comunidad de Madrid, aprobada en julio de 1997. Según el artículo 34.2 los titulares del Madrid Arena serían también responsables. «Los titulares de los establecimientos y locales o de las respectivas licencias u organizadores o promotores de espectáculos serían responsables solidarios de las infracciones administrativas».

Por un lado, el Sindicato Unificado de Policía (SUP) denunció que el Madrid Arena no tenía licencia de funcionamiento, algo a lo que el Ayuntamiento de Madrid se apresuró a responder asegurando que «dicho permiso no es necesario al tratarse de un edificio municipal». Además, desde el SUP dicen estar convencidos de que «ni siquiera tendrían planes de evacuación».

Por otro lado, el texto en su artículo número seis hace referencia a la seguridad e higiene que se debe mantener en este tipo de acontecimientos. Así pues, el artículo reza que «debe estar garantizada la seguridad para el público asistente, trabajadores, ejucutantes y bienes», algo que al parecer no se cumplió.

El artículo 26 también podría ser uno de los vulnerados. Es el encargado de velar por la seguridad de los asistentes. Así pues prevé «suspender los espectáculos cuando exista riesgo grave para la seguridad de las personas» o cuando se celebren en «locales o establecimientos que carezcan de las licencias necesarias». Lo mismo ocurre con hasta dos puntos más de la ley. El artículo 23 hace referencia a los horarios permitidos pues tendrían que haber sido determinados por el consejero de la Comunidad de Madrid competente. En cuanto al 25, que hace referencia a la protección del menor, afirma que queda prohibida la entrada a fiestas, discotecas o bares a menores de 16 años (…) así como la venta de alcohol o tabaco.

Según fuentes jurídicas, ante tal situación, el Ayuntamiento de Madrid sería responsable civil subsidiario pero jamás penal ya que no hay una persona concreta del Consistorio que haya provocado tal situación. Por su parte, si los seguros están en regla serán éstos los encargados de asumir las indemnizaciones a las familias.

Fuente / ABC

Foto / Kecko

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...