El aforo en el Madrid Arena estaba «sobradamente sobrepasado»

Según un informe elaborado por la Policía Nacional, los asistentes al evento en el Madrid Arena excedían al número permitido.

El informe elaborado por la Policía Nacional sobre el suceso en la macrofiesta fiesta de Halloween en el Madrid Arena, el aforo «estaba sobradamente sobrepasado». La Policía no ha especificado el número de asistentes al evento porque de momento «es imposible de determinar». Los vídeos de los asistentes han sido determinantes para esclarecer la causa de la tragedia.

Según una nota emitida por Tribunal Superior de Justicia de Madrid esta mañana, antes de producirse el fatal incidente que costó la vida a cuatro adolescentes y dejó en estado grave a una quinta, «un número indeterminado pero muy importante de personas» que se encontraba haciendo botellón, se saltó los torno de seguridad sin contar con ningún tipo de acreditación y asaltó el reciento coincidiendo con el inicio de la actuación del DJ más esperado de la noche, Steve Aoki. Esta podría ser la causa que provocó una avalancha masiva de gente hacia la pista central y colapsó el pasillo donde sucedieron los hechos el pasado jueves.

Tras confirmarse la hipótesis de que muchas personas se colaron en el recinto y que entre ellas se encontraban menores de edad, todas las miradas apuntan hacia la empresa DivierTT, quien organizó el evento y contrató a una empresa integrada por ultras neonazis para vigilar las instalaciones. Los 75 miembros que formaban el equipo de seguridad no eran profesionales y ninguno fue dado de alta esa noche. La inexperiencia en este tipo de eventos quedó patente en los vídeos que facilitaron los asistentes en el Madrid Arena, donde se puede ver a los miembros de seguridad no distribuyeron a los miles de asistentes en las diferentes plantas y cerraron las puertas de salida de la pista, favoreciendo así el embotellamiento en los pasillos.

La empresa Kontrol 34 nunca ha podido dedicarse a la seguridad privada por los antecedentes penales de su único y actual administrador, Juan Carlos García Perdiguero, conocido líder del grupo ultra Frente Atlético -seguidores  del Atlético de Madrid que se caracterizan por su carácter violento y neonazi-. Entre el largo historial delicitivo de Perdiguero destaca apuñalar a un policía municipal en 1988 y peleas por motivos racistas siempre vinculadas al ámbito deportivo. En diversas ocasiones ha sido detenido por la policía hasta que en el año 2008 los juzgados de instrucción nº2 y nº4 de Madrid pidieron su prisión preventiva por diferentes delitos.

Con más de 40 años, Perdiguero fue nombrado administrado de la empresa Kontrol 31 el 31 de julio de 2012. Sorprende que su antecesor en el cargo, Jesús María Álvarez Plaza, sea un abogado estrechamente vinculado con el dueño de DivierTT y organizar del evento Thriller Music Park, Miguel Ángel Flores. Según declaraciones de los cuerpos de seguridad,  «es difícil creerse que Flores no conociera la procedencia y los antecedentes de esta empresa, ya que ha tenido vinculaciones con ellos desde hace bastante tiempo».

Vía / Público

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...