El abandono escolar, atascado en el 32%

Hace diez días os contamos en QEducación las reformas a la Ley Orgánica de Educación (LOE) y a la Ley Orgánica de Cualificaciones y Formación Profesional enfocadas a orientar la formación a las necesidades del mercado laboral. Estas modificaciones iban especialmente dirigidas a 4º de ESO y Formación Profesional. En el caso de la Secundaria, además, contemplaban la adaptación curricular a las necesidades de cada territorio. Pero, ¿qué pasa con aquel alumnado que ni siquiera llega a esos cursos en los que es posible orientar la formación a su futuro?

La educación española necesita un replanteamiento

Un artículo J. A. Unión en El País indaga en esta realidad, y lo hace a través de un estudio del Observatorio de la Educación de la Fundación 1º de Mayo de CC.OO que toma como referencia los datos de las Encuestas de Población Activa de entre 2001 y 2009. Lo primero que se observa, e intentando hacer un seguimiento de quienes nacieron en 1985, es que el 32% de abandono escolar se mantiene durante toda la década. Tal y como os contamos hace poco, nuestra tasa es la segunda peor de la Unión Europea, empatada con la de Portugal y solo por delante de la de Malta. Según explican en el citado diario, este porcentaje se reparte de la siguiente manera: un 12,5% de los jóvenes de 19 años dejó los estudios antes de finalizar secundaria, mientras que el 20% restante abandonó la formación con el graduado escolar en las manos. El total de este porcentaje se mantiene constante hasta alcanzados los 24 años.

Según han indicado otros estudios, la mitad o más de quienes poseen el título podrían haber intentado cursar bachillerato o un Ciclo Formativo sin éxito. Por otra parte, el abandono escolar también se demuestra muy ligado al hecho de repetir curso. Un fenómeno que, además, impide a parte del alumnado disfrutar de esas medidas orientadoras que mencionábamos al principio del artículo. Y es que ya en el caso de un alumno que repite curso dos veces en su vida es posible que cumpla los 16 sin haber llegado a 3º o 4º de ESO, lo cual le permite abandonar la educación obligatoria sin que nadie le haya puesto al alcance alternativas ligadas a la formación o a la orientación laboral.

Foto: Conce no muere por Kreutziana en Flickr.com.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...