Dos niños que estaban fumando destruyen un castillo del siglo XIV en Eslovaquia

Dos niños eslovacos de 11 y 12 años son sospechosos de la quema de un gran castillo gótico en el este de Eslovaquia. Al parecer, el incendio habría sido provocado después de que los niños estuvieran fumando a escondidas un cigarrillo a escondidas, según relata la policía.

Según las primeras hipótesis, tras intentar prender con una cerilla un cigarrillo, los menores habrían arrojado unas cerillas encendidas en las inmediaciones del castillo de Krasna Horka. Poco después este castillo del siglo XIV era consumido por un gran incendio que se veía varios kilómetros a la redonda.

Jana Mesarova, portavoz de la policía de la región oriental eslovaca de Kosice, ha informado de que fue una unidad enviada al lugar la que descubrió a los dos jóvenes «tratando de encender un cigarrillo» y que «por el uso descuidado de los fósforos» se prendió fuego a la hierba que había seca en la colina del castillo.

El Museo Nacional Eslovaco, ha escrito en su página de Facebook que los daños en el castillo son muy amplios, pero que, «por fortuna», alrededor del 90% de los fondos históricos se han salvado. Sin embargo, también ha informado de que tres de las campanas de la torre del campanario se han fundido así como también el techo del castillo -quemado por completo- y una exposición que había dentro del palacio gótico.

Por su parte, el ministerio de cultura del país ha calificado de «grave» la pérdida aunque no ha estimado el coste exacto que va a llevar la restauración del monumento histórico, ya que el castillo de Krasna Horka fue reconocido en 1961 como Patrimonio Nacional Cultural de Eslovaquia y se encuentra muy cerca de la cueva Domica, protegida por la Unesco.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...