Detenido en Francia el fabricante de los implantes mamarios PIP

El fundador de la empresa que fabricó implantes mamarios defectuosos, Jean-Claude Mas, ha sido detenido en la localidad de Six-Four, en la región de la Costa Azul francesa. La detención pudo llevarse a cabo a partir de las dos investigaciones judiciales que tenía abiertas por los presuntos fraudes cometidos por su compañía ‘Poly Implants Prothèses’ (PIP) y por las consecuencias sobre la salud de las mujeres a las que se implantó este producto.

Jean-Claude Mas ha sido imputado por una juez de Marsella, la juez de instrucción Annaïck Le Goff, por su presunta responsabilidad en la comercialización de una silicona potencialmente dañina. Aunque, de momento permanece en libertad, pero bajo control judicial, tras haber pagado la fianza impuesta por la jueza de 100.000 euros. Los cargos que se le imputan a Mas, de 72 años, son homicidios y heridas involuntarias.

Las prótesis PIP hicieron saltar la alarma en marzo de 2012, cuando las autoridades francesas comunicaron la suspensión de las mismas por estar fabricadas con un gel de silicona industrial y romperse con más frecuencia.

Pero cuando realmente saltó el tema a los medios de comunicación, a mediados del pasado diciembre, fue a raíz del comunicado del Ministerio de Sanidad francés relacionando varios casos de cáncer con las prótesis. Y aunque este hecho aún no se ha podido demostrar lo cierto es que, en Francia, donde las autoridades sanitarias han aconsejado la retirada de los implantes, se han constatado una veintena de casos de cáncer en mujeres con este tipo de prótesis.

Tras su detención a primera hora de la mañana en su casa de Six-Four y durante su comparecencia ante la magistrada, Mas reconoció que tendría que haber certificado el material más allá de su valor económico ya que era el más barato y descargó la responsabilidad en otros directivos y responsables de la planta de la empresa en La Seyne-sur-Mer, cerca de Tolón (sureste de Francia), que conocían como él la composición de los implantes, utilizados para operar a cientos de miles de mujeres en todo el mundo.

Además, el empresario hizo hincapié, a través de su abogado Yves Haddad, en unas declaraciones emitidas hoy por la radio francesa ‘France Info’, en que la Agencia Francesa de Seguridad Sanitaria de los Medicamentos no los considera cancerígenos. Haddad indicó que su cliente piensa mucho en las mujeres y pidió que se haga lo necesario para tranquilizarlas frente a la difusión de informaciones sobre los potenciales riesgos que corren.

Hoy, está previsto que comparezca ante la juez la presidenta de la asociación PPP, Alexandra Blanchère, que defiende en Francia los intereses de víctimas de este escándalo, como ayer lo hizo Murielle Ajello, al frente del Movimiento de Defensa de Mujeres Portadoras de Implantes y Prótesis.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...