Debate sobre el estado de la nación: Reformas contra elecciones anticipadas

Las casi dos horas de ayer en el Parlamento fueron la última oportunidad de presenciar los enzarzamientos verbales entre Jose Luís Rodriguez Zapatero y el principal líder de la oposición, Mariano Rajoy, con ocasión del debate sobre el estado de la nación. En concreto, una hora y cincuenta minutos de un cara a cara acalorado, en ocasiones demasiado agresivo y, sobre todo, estancado en dos premisas ineludibles que recorrieron cada una de las intervenciones de ambos políticos. Para Zapatero, la necesidad de defender las reformas emprendidas (y las anunciadas), como fórmula de éxito que sacará a los españoles de la crisis. La de Rajoy, una necesidad imperiosa de demandar elecciones anticipadas.

«No quiero pensar que en lo único que nos parecemos a Grecia es en la oposición«, espetó Zapatero a Rajoy en medio del acalorado debate, acusándolo además de mentir a sabiendas y falsear datos concernientes a la renta per cápita o la evolución del PIB. El capitán del Partido Popular, por su parte, siguió defendiendo la postura que viene manteniendo desde el anterior debate de la nación: la de las elecciones anticipadas, que dibujan en noviembre el mes soñado para ello. «He pedido elecciones porque creo que es lo mejor para España«, afirmó Rajoy en el Parlamento en declaraciones recogidas por El Mundo. «Personalmente, no tengo prisa, la prisa la tienen los españoles, y el único que parece cómodo con la situación es usted«.

Para finalizar, ambos se otorgaron las únicas palabras amables del debate, Rajoy para desearle suerte familiar y profesionalmente en el futuro a Zapatero, y éste para devolverle sus mejores deseos: «personalmente le deseo lo mismo que me ha deseado a mi. Políticamente, permítame, que no pueda«. Hoy se espera que comparezcan en la segunda ronda BNG, CC, UPyD y UPN.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...