Culmina el Festival de las Linternas en China

Las protagonistas del Festival de las Linternas de Pekín este año fueron las fuertes rachas de viento y el frío. El pasado lunes culminaba dicha festividad, que cierra el Año Nuevo lunar y que llena de tradicionales faroles rojos la ciudad, creando un magnífico ambiente de luz y color en la primera noche del año con luna llena.

Estas linternas artesanales son colocadas en los rincones más emblemáticos de la ciudad y en los portales de las casas para atraer la buena suerte. Se colocan el decimoquinto día del primer mes del calendario lunar chino, día en que se tiran los últimos petardos antes de que vuelva a reinar la prohibición en el país. Este año, las advertencias sobre los mismos han sido mayores debido a la inclemencia climática.

El papel de las linternas en China se remonta a la dinastía Tang(618-907), cuando la celebración se convirtió en oficial. Los faroles los elaboran las personas, con plástico, papel de arroz o bambú, y también materiales desechables que se reciclan para no dañar el medio ambiente. Al comienzo, las fiestas se realizaban en la calle, pero debido a la creciente edificación, actualmente se realizan en los centros comerciales. Allí se realizan bailes folclóricos, y personas mayores y niños actúan con farolillos en la cabeza con dragones dibujados. Otras actividades típicas son los juegos -como adivinar los mensajes secretos de los farolillos- o el conocido baile del dragón.

Este festival comenzó el tres de febrero y dura un total de cuatro días, culminando en la madrugada, cuando se realiza una tradicional cena familiar con yuanxiaos, unos dulces típicos circulares hechos de harina de arroz y rellenos de carne, frutos secos, fruta o azúcar, y que significan fortuna, unión y buenos augurios.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...