Continúan las protestas en Burgos en contra del Bulevar

La remodelación de la calle Vitoria que pasa por la construcción de un bulevar de dos carriles y que tiene un coste de ocho millones de euros no tiene el apoyo de los burgaleses que, desde el fin de semana no han cesado en sus protestas, que han acabado en incidentes leves y cuarenta detenidos.

Desde el pasado fin de semana se han sucedido una serie de manifestaciones y protestas vecinales en las que los habitantes de Burgos, la mayor parte residentes en el barrio de Gamonal, muestran su oposición a la construcción de un bulevar en una de las principales vías de la ciudad, la calle Vitoria. La remodelación de esta calle tiene un coste de 8 millones de euros y está prevista la construcción de un aparcamiento subterráneo de dos centenares de plazas, lo que los ciudadanos consideran perjudicial debido a los problemas de aparcamiento que ya se experimentan en la zona.

Las obras que empezaron hace cinco días han tenido muchas críticas en la zona y en las manifestaciones realizadas por los vecinos se dieron disturbios como la quema de contenedores y de la caseta de la empresa constructora. Ésta misma ha decidido paralizar las obras por la presión de los ciudadanos hasta que no se retome la normalidad y consideren que la reanudación de las obras sea segura para los trabajadores de la empresa.

Asimismo un grupo de aproximadamente dos centenares de burgaleses se han reunido esta mañana a las 6.30 de la mañana para impedir que las máquinas continuaran con la remodelación de la vía. Durante las concentraciones y manifestaciones sucedidas en estos días, los agentes antidisturbios intervinieron en los incidentes, y detuvieron a cuarenta personas. 

El Ministerio del Interior declaró, a través de Subdelegación de Gobierno, que las protestas estaban organizadas y protagonizadas por «radicales violentos» llegados de otras partes de España. Aún así, se ha podido confirmar que el total de los arrestados son residentes en Burgos y la mayoría vecinos de El Gamonal.

Por su parte, los manifestantes junto a la asociación de vecinos del barrio han declarado que piensan continuar con las concentraciones, caceroladas y otras medidas de protesta y presión para que el Ayuntamiento les escuche. Desde la asociación se denuncia que hace meses que piden hablar con el primer edil de la ciudad para comunicarle su oposición a este proyecto urbanístico y que no han obtenido respuesta, por lo que han decidido hacerse escuchar por sus propios medios.

La oposición en el Ayuntamiento – IU, UPYD y PSOE –  ha comunicado que no apoya los actos violentos, pero sí la reivindicación de los vecinos, y recomienda al alcalde que se planteen otras opciones para llegar a un consenso. El primer edil, Javier Lacalle, explicó el pasado domingo que el proyecto estaba incluido en su programa electoral y que los burgaleses ejercieron su derecho a voto en aquel momento.

Fuente: El País

Vídeo: Youtube

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...