Continúan las declaraciones homófobas del obispo Juan Reig Pla

Juan Reig Pla, el obispo de Alcalá, ha respondido a las críticas que le acusaban de homófobo en el portal digital Religión en Libertad. En primer lugar, ha denunciado que esa crítica es “ilícita e ilegal”. Después, tal y como ha declarado, las personas que sienten atracción por otras de su mismo sexo no viven en pecado, pero a su juicio es un comportamiento “intrínsecamente malo desde el punto de vista moral”. Pero para ello, él propone una terapia y “castidad” para curarse.

LGTB

Los colectivos LGTB han reaccionado y se han opuesto completamente a estas declaraciones por atentar contra su persona

La polémica empezó el día 5 de abril, viernes santo, cuando el obispo, en una misa emitida por la televisión pública, declaró que muchas personas que sienten atracción por otras de su mismo sexo “para comprobarlo, se corrompen y se prostituyen, o van a clubes de hombres”. Finalmente, acabó con un rotundo “os aseguro que encuentran el infierno”.

Ante este hecho, la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB), conjuntamente con otras asociaciones de gays presentaron una denuncia a la Fiscalía Provincial de Madrid contra Reig Pla por “provocación a la discriminación y al odio” a los homosexuales. También presentaron un texto al Consejo de Administración de RTVE para condenar esas palabras, que PP y CIU rechazaron. Ante este anuncio, el obispo ha declarado que no pretendía “ofender” a nadie, pero que no podía “silenciar la verdad”.

Pero aunque haya sufrido muchas críticas, el obispo no ha cesado sus comentarios homófobos. Tal y como ha declarado hoy, se puede realizar una terapia “especialmente si la práctica de actos homosexuales no se han enraizado”. Además, ha informado que todos los padres que adviertan esos comportamientos en sus hijos, busquen la ayuda de “personas expertas y calificadas para proporcionarle todo el apoyo posible”. Ha explicado que de estas terapias hay experiencias “muy esperanzadoras” en España, América Latina, Europa y Estados Unidos.

Según ha anunciado, lo que contó en la misa responde al Magisterio de la Iglesia católica respecto a la homosexualidad, que distingue entre las personas que sienten inclinación hacia personas del mismo sexo y los actos homosexuales como tales. Para los primeros, se les dará el “respeto, compasión y delicadeza” que necesitan, para evitar una “discriminación injusta”. Pero los segundos los considera “objetivamente desordenados”.

Finalmente, ha asegurado que, desde el viernes santo, ha recibido numerosos correos electrónicos y llamadas de diferentes compañeros suyos y personas anónimas, algunas incluso laicas, para felicitarle por sus declaraciones. Según él, muchas personas le han contado sus sufrimientos por llevar un “estilo de vida gay”. Colectivos de homosexuales, como la FELGTB y partidos políticos como Izquierda Unida han criticado y se han opuesto completamente a las palabras del obispo por fomentar el odio y la desigualdad.

Foto: Olgaberrios en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...