Continúa la guerra del Gobierno turco contra Twitter

Seis días después de que el Primer Ministro turco impidiera el acceso la red social Twitter, un juzgado administrativo ha retirado la suspensión de la misma; aunque de momento continúa bloqueada.

El Gobierno de Turquía sigue tratando de silenciar la red social Twitter, (la más utilizada en todo el país), aunque al parecer se va a encontrar con más barreras de las esperadas. Un juzgado de Ankara  ha suspendido esta mañana el cierre que se produjo por orden del Primer Ministro, Recep Tayyip Erdogan hace ya seis días, por «vulnerar los fundamentos del Estado de derecho». Sin embargo, el acceso a la red sigue bloqueado y solamente es posible hacerlo con métodos de navegación anónima.

Desde hace varios meses, Twitter ha sido una herramienta social utilizada por los ciudadanos para revelarse contra el Gobierno, ya fuera organizando protestas masivas en las calles, o bien destapando supuestos casos de corrupción por parte de los miembros del mismo; pertenecientes al AKP (Partido de la Justicia y el Desarrollo). Estas prácticas, al volverse habituales, llevaron al Primer Ministro a definir la red social como una «fuente de problemas para la sociedad actual»; de la misma manera que acusó a los twitteros de llenar la red de » mentiras absolutas». Ante esta situación, en un principio, los dirigentes turcos pidieron a Twitter que eliminaran alrededor de 700 tweets de la red, pero la negativa de la empresa fue lo que llevó al Gobierno a tomar la medida de bloquearla por completo, con tal de impedir que los ciudadanos continuaran haciendo uso de ella.

De la misma manera, Erdogan ha comunicado recientemente su intención de cerrar por completo la plataforma de Youtube, en el caso de que sus usuarios no «corrijan su actitud» ni «respeten las normas».  El mismo presidente de Turquía, Abdullah Gül, mostró recientemente su desacuerdo con respecto a la decisión del Primer Ministro de prohibir el acceso a la red social Twitter, en lugar de penalizar a los considerados responsables de emitir «mentiras» y de crear plataformas que incitaban a llevar a cabo revueltas por las calles turcas. De la misma manera,  consideraba que era «extremadamente difícil» acallar una red tan popular como es Twitter, ya que se trata de una red social mundial.

En España también se han dado casos de intentos de censura en Internet, aunque no han tenido mucho éxito, debido a que se tratan de plataformas mundiales. Por el momento, la lucha entre gobierno y ciudadanos sigue en pie; aunque al parecer la justicia está inclinándose por el lado de la libertad de información.

Vía: El País

Foto: Chinen Keiya

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...