Contenidos para móviles, un negocio boyante

A nadie ha pasado desapercibida la creciente implantación de los teléfonos inteligentes o smartphones, móviles con los que, por su tecnología y por la increíble versatilidad de sus aplicaciones, la función de realizar llamadas hace ya tiempo que dejó de ser lo más importante. Dispositivos que en un más que reducido tamaño albergan casi la misma potencia que muchos ordenadores y desde luego no les van a la zaga en cuanto a funcionalidad. Al contrario, sus características los hacen aparatos idóneos para realizar funciones a donde los ordenadores no pueden llegar. Así, juegan un papel importante como cámaras de foto y vídeo, reproductores de música, GPS, bloc de notas, despertador, lectores de libros digitales, consola de videojuegos y un sinfín de aplicaciones más.

Alrededor de este increíble aluvión de funciones resueltas por un único terminal, no es de extrañar que florezca un creciente mercado de aplicaciones que son las verdaderas artífices del milagro de los smartphones, pues en realidad, uno de estos cacharros digitales no es otra cosa que un ordenador de bolsillo, y como a éste, se le pueden instalar millones de programas para que nos resuelvan la vida. Y cómo no, un abanico amplio de posibilidades genera una creciente disponibilidad de contenido. Sin ir más lejos ahora resulta más fácil que nunca grabar, editar y distribuir un vídeo con simplicidad pasmosa y todo en el mismo terminal.

Grabar, editar y compartir. A cualquier hora y desde cualquier parte del mundo, los usuarios utilizan las nuevas herramientas a su disposición para volcar toda su creatividad y a la vez la imaginación humana siempre es capaz de encontrar usos nuevos para los que seguramente muchas aplicaciones no estaban originalmente concebidas, y así crece exponencialmente la innovación en este terreno. De hecho, este constante proceso de retroalimentación es el que ha hecho avanzar a la industria informática a un ritmo vertiginoso a lo largo de toda su historia.

Los contenidos audiovisuales tienen cada vez más relevancia y más demanda. Por ejemplo, tanto en AppStore como en Android Market, las dos principales tiendas de aplicaciones del mundo y a la vez grandes rivales, existe una gran multitud de aplicaciones que permiten ver la televisión en directo desde nuestro móvil. Algunas son gratuitas y otras de pago, pero todas ellas cotizan al alza en los ránkings de las más descargadas. En los próximos años se prevé que la inversión en el mercado de contenidos audiovisuales crezca muy deprisa debido a la gran velocidad con la que se desarrolla, tanto a nivel tecnológico como en el ámbito de la captación de clientes, factores que lo convierten en un excelente medio para hacer dinero. Un filón que aún tiene mucho recorrido por delante y que sin duda contribuirá a hacernos la vida más fácil. O más complicada, según a quién se pregunte.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...